Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada una denuncia del huido Mikel Otegi contra varios "ertzainas"

San Sebastián

La Audiencia de San Sebastián ha desestimado el recurso de Mikel Otegi, pendiente de ser juzgado por haber disparado y causado la muerte a dos agentes de la policía vasca, contra el archivo de una denuncia que interpuso contra varios ertzainas de paisano que le increparon a la entrada de los tribunales. Otegi (quien fue absuelto por un jurado, pero luego el Tribunal Superior del País Vasco ordenó repetir el juicio) permanece en paradero desconocido desde hace más de un año, por lo que resulta, según el auto, "contradictorio" y un "fraude de ley" que "desprecie" a los tribunales que deben juzgarle y, al tiempo, exija su amparo en un caso contra otras personas.El escrito de la Sección Primera de la Audiencia donostiarra recuerda que Otegi se encuentra "huido" por lo que el procedimiento contra él por la muerte de dos ertzainas "se encuentra paralizado pendiente de su aparición o localización, habiendo quedado mientras tanto frustradas las expectativas de los perjudicados en ese procedimiento".

Por ello, califica de "contradictorio" que "desprecie" a los tribunales en dicho procedimiento, y "exija de ellos el amparo que estima oportuno en defensa de sus intereses en el procedimiento por él iniciado contra unas terceras personas a las que imputa la comisión de un hecho delictivo en el que él se considera perjudicado". Además, el escrito considera que esta situación constituye "un fraude de ley", toda vez que el derecho a la tutela efectiva de los jueces "no es un derecho absoluto susceptible de ser ejercitado en todo caso y al margen del proceso legalmente establecido". Así, recuerda que Mikel Otegi "no se encuentra sometido al juez" que instruye los presuntos delitos señalados en la querella, "ni puede responder en su caso a las llamadas que se le hagan".

Por otro lado, el Juzgado de Instrucción número 5 de San Sebastián, que instruye una denuncia por supuestas amenazas contra Otegi realizadas por familiares de los dos agentes a los que asesinó, ha dado al prófugo seis meses para que formalice personalmente su denuncia. En caso contrario, la falta prescribirá y las diligencias serán sobreseídas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1998