_
_
_
_

La tarifa plana para Internet colapsaría la red local de Telefónica, según Arias-Salgado

La compañía guarda silencio y la Asociación de Internautas afirma: "El ministro miente"

La aplicación de una tarifa plana de acceso a Internet es imposible actualmente, porque colapsaría la red local de Telefónica, provocando problemas al resto de los usuarios. En estos términos se expresó ayer el ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, en respuesta a una pregunta del Grupo Parlamentario Socialista sobre los motivos por los que el Gobierno no ha dado cumplimiento a la moción aprobada por la Cámara en septiembre pasado para implantar dicha tarifa, que consiste en una cuota fija por el uso de la red, con independencia del tiempo que se utilice.

En el curso del debate parlamentario, el ministro redujo el problema de la tarifa plana al ámbito de los usuarios particulares. Según Arias-Salgado, pequeñas y medianas empresas (pymes), centros educativos y hospitales ya disponen de tarifa plana; por lo tanto, el debate sobre si debe o no instaurarse ese tipo de tarifa se circunscribe a los usuarios que acceden a Internet desde sus casas.El ministro justificó que los usuarios residenciales no dispongan de tarifa plana "porque la red telefónica no está diseñada para ello y se congestionaría", como sucede en los "únicos tres países del mundo" -enfatizó- en que se aplica la modalidad de tarifa plana a todos los usuarios: Estados Unidos, Hong Kong (sic) y Nueva Zelanda. Insistió en que no hay tarifa plana en ningún país de la UE.

El portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, replicó al ministro que si Fomento no toma medidas inmediatas para la aplicación de la tarifa plana con carácter general, presentará una moción de reprobación contra él en el Congreso de los Diputados. Y le pidió que no se escude en Telefónica, porque el propio presidente de la operadora, en respuesta a una internauta, había asegurado que él, Juan Villalonga, era el primero en denunciar que las tarifas telefónicas en vigor, aprobadas por Fomento el verano pasado, iban en contra del desarrollo de Internet.

Telefónica no hizo ningún comentario oficial. Fuentes de la compañía, no obstante, confirmaron que existen acuerdos con centros educativos para la aplicación de una tarifa plana, aunque desconocen que lo haya para pymes. Varias pequeñas y medianas empresas consultadas por EL PAÍS manifestaron que la única y costosa posibilidad de disfrutar de una tarifa plana es mediante la instalación de líneas punto a punto, lo cual -al menos en los casos consultados anoche- implica un consumo mínimo de 150.000 pesetas/mes.

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, que promueve movilizaciones en favor de la tarifa plana, manifestó: "El ministro miente" y no aceptó que existan impedimentos para la extensión de la tarifa plana.

Informe técnico

Fuentes oficiales de Fomento, por su parte, explicaron que el ministro se había basado para su exposición en un estudio técnico realizado para un organismo denominado "Comisión para la Supervisión del Servicio de Acceso a Información", en la que participan operadores -Telefónica y Retevisión-, la Asociación Nacional de Industrias Electrónicas (Aniel), la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), los Colegios de Ingenieros de Telecomunicación y otras entidades.Según ese informe, "la capacidad de la red telefónica se ha diseñado para atender unos comportamientos de los usuarios condicionados por la realización de llamadas de voz y por unas tarifas dependientes del tiempo de uso". Un cambio de precios "podría implicar una necesaria readaptación de la red telefónica, y las consecuentes inversiones en infraestructuras, al objeto de que no se produzcan pérdidas significativas en la calidad de prestación del resto de servicios de voz".

Aunque el informe admite que sería posible establecer la tarifa plana para "horarios de muy bajo tráfico en las redes" -lo cual excluye las horas diurnas-, recomienda implantar "elementos tecnológicos" en la red que modifiquen su naturaleza actual; o "la instalación de nuevas redes en competencia, como las redes de cable u otras", que faciliten la aplicación de tarifas más bajas. En definitiva, se condiciona el cambio de tarifas al despliegue de nuevas tecnologías.

En la actualidad existe una tecnología de transmisión conocida sólo por su denominación en inglés (Asymetric Digital Suscriber Line, en siglas ADSL), que permite discriminar entre las llamadas de voz y las que implican tráfico de datos. Está siendo desarrollada por grandes fabricantes de equipos desde 1996 y sólo ha sido probada de forma experimental por Telefónica. Su implantación en el mercado se espera a partir de 1999.

La ADSL se utiliza ya en EEUU, donde algunas operadoras se han encontrado con problemas de saturación de la red cuando han implantado la tarifa plana utilizando el cable de cobre y tecnología de transmisión convencional en la red.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_