Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Mozo, premio Nacional de Literatura Dramática

Ahlán es una palabra árabe que significa bienvenido y también es el título de la obra del dramaturgo Jerónimo López Mozo, quien obtuvo ayer el Premio Nacional de Literatura Dramática, dotado con dos millones y medio de pesetas, y que anualmente concede el Ministerio de Educación y Cultura a la mejor obra dramática escrita en cualquiera de las lenguas españolas y editada en el transcurso de 1997.

López Mozo (Girona, 1942), instalado en Madrid desde 1950, ha sido inscrito tradicionalmente dentro del Nuevo Teatro Español, movimiento o generación que él piensa que fue artificial: "Duró 10 años, hasta el 75, y no representábamos ningún estilo concreto, éramos muy distintos, no había razón para agruparnos excepto que todos éramos disidentes antifranquistas", dice al tiempo que confiesa que le gustaría ofrecer este premio en recuerdo de aquella generación.

El Nacional es el segundo galardón que obtiene Ahlán. En 1996 recibió el Premio Tirso de Molina, motivo por el cual el pasado año fue publicado por la entidad convocante del premio, la Agencia Española de Cooperación Internacional. Ahlán trata, como casi toda la obra de López Mozo, de un tema actual: la emigración clandestina. La obra narra la historia de un marroquí que cruza el Estrecho en patera y tras desembarcar en la costa hace un recorrido por España, parándose en el poblado madrileño de Peñagrande, en los campos de fruta de Aragón y finalmente, en Barcelona.

Emigración

Jerónimo López Mozo, que no ocultaba ayer su satisfacción por este premio, uno de los más importantes entre los muchos recibidos a lo largo de su carrera, comentó: "Lo que quiero transmitir es que esta emigración viene a buscar una mejor forma de vida y aquí no se resuelve su problema, porque a veces tropiezan con otro infierno". Y añade: "También planteo en la obra el papel que le toca jugar a España en la Unión Europea como portero de esa puerta trasera".El jurado del Premio Nacional de Literatura Dramática estuvo presidido por Fernando Rodríguez Lafuente, director general del Libro, e integrado por María de la Vega, Domingo Ynduráin, Constantino García González, Andolín Eguzkitza, Josep M. Aloy, Domingo Miras, Javier Villán, Albert Boadella, Alberto Miralles y Gonzalo Pérez Olaguer.

López Mozo, cuyo próximo estreno será dentro de un par de meses con su obra Eloídes, con dirección de Antonio Malonda, tiene entre sus piezas más destacadas El testamento, El Fernando, Guernica o La boda de medianoche. Sus obras han sido traducidas al inglés, portugués e italiano. El autor estuvo durante años ligado al teatro independiente y universitario, fue miembro del consejo de redacción de Pipirijaina hasta su desaparición y ha colaborado en revistas como Hermano Lobo, Por Favor, Reseña, El Público o Yorick.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de noviembre de 1998