Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ultimátum de la Mesa de la Pesca para que Gibraltar respete el acuerdo

La Mesa de la Pesca, creada tras los incidentes entre patrulleras de Gibraltar y pesqueros gaditanos, advirtió ayer de que "todo tiene un límite", y responsabilizó al ministro principal gibraltareño, Peter Caruana, de un posible "cambio notable" de relaciones entre ambas partes. En una reunión celebrada ayer, los miembros de la Mesa han analizado el último incidente ocurrido el viernes, cuando una patrullera gibraltareña conminó a un pesquero de Algeciras a abandonar la faena en aguas próximas a la colonia británica. El alcalde de Algeciras, Patricio González, comentó que Caruana está ante una "responsabilidad histórica", ya que las relaciones entre ambas poblaciones "pueden cambiar de forma notable", cosa que, aseguró, "no nos gustaría". Según González, existe un acuerdo o entendimiento "totalmente constatado" por España y Gran Bretaña para acabar con el conflicto pesquero, por lo que cree que puede haber "cierta connivencia" entre el Gobierno británico y el gibraltareño, ya que "de otra forma no se entiende" que éste no se cumpla por parte de sus patrulleras. El alcalde de La Línea de la Concepción (Cádiz), José Antonio Fernández Pons, reiteró que existe un acuerdo bilateral y, si no se cumple es "porque Gibraltar no quiere", con la "permisividad" del Gobierno británico, ya que las patrulleras del Peñón dependen de sus autoridades en la Colonia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de noviembre de 1998