Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA condiciona el fin de la violencia al pleno reconocimiento de la soberanía vasca

El comunicado exige a los nacionalistas que cumplan los acuerdos pactados en Estella

ETA hizo ayer público un comunicado en el que condiciona el fin definitivo de la violencia a que se acepte el pleno reconocimiento de la soberanía vasca recogido en el acuerdo que los partidos nacionalistas firmaron en Estella (Navarra) el pasado mes de septiembre. En este sentido, el comunicado exige a las formaciones firmantes del pacto que lleven al Gobierno de Vitoria esa mayoría nacionalista. ETA mantiene así indefinida, pero no definitiva, la tregua que anunció el 16 de septiembre y presiona aún más en sus condicionamientos políticos. El Gobierno, por su parte, instó ayer a la banda a que dé una respuesta clara antes de Navidad.

MÁS INFORMACIÓN

El comunicado de ETA está fechado el pasado 1 de noviembre, dos días antes de que Aznar anunciara el inicio de contactos exploratorios con el entorno de la banda, y, por tanto, según el Ejecutivo, no puede interpretarse como una respuesta al emplazamiento de Aznar para acreditar la voluntad de ETA de abandonar definitivamente las armas y su aceptación de los resultados electorales. Sin embargo, Aznar ya expuso esas dos condiciones incluso antes de las elecciones vascas como paso previo para abrir el diálogo, pese a lo cual ETA sigue sin aceptarlas de forma explícita. En Presidencia del Gobierno no se oculta la preocupación por esa falta de gestos. En su comunicado de ayer, ETA interpreta que, tras las elecciones del 25 de octubre, el Pacto de Lizarra es el único punto de partida posible para la "construcción de Euskal Herria". El comunicado etarra no hace ninguna alusión a la situación de los presos de la banda y sólo se refiere a cuestiones políticas. El futuro de los presos es, precisamente, el punto de arranque de la oferta de diálogo del Ejecutivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1998

Más información

  • El Gobierno insta a la banda a que dé una respuesta concreta y definitiva antes de Navidad