Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marc Pavía abre la Semana del Cine de Terror con su visión de un relato de vampiros de Stephen King

El teatro Principal de San Sebastián se estremecerá hoy bajo el espíritu de Stephen King en la sesión inaugural de la IV Semana de Cine Fantástico y de Terror. La película The night flier, de Mark Pavia, basada en un relato del gran novelista de terror estadounidense sumergirá al público, en medio de impresionantes efectos especiales, en una historia de vampiros. Será el estreno en España de un filme, apadrinado por King y producido por Richard Rubinstein, que ha cosechado un importante éxito de público en todo el mundo. Ahora se someterá al juicio de los incondicionales del terror donostiarras.

El nacimiento de esta película, la forma en la que Mark Pavía acabó haciéndose cargo de su dirección, tiene también algo de fantástico. Pavía, un norteamericano de 33 años, fan incondicional del cine de terror, rodó a principios de los 90 varios cortometrajes, entre ellos, Drag, una cinta que relata la historia de una mujer que disfraza a un cadáver para hacerle parecer un zombi. El joven realizador dejó de lado los complejos y mandó sendas copias de su corto a Stephen King y a Richard Rubinstein. Pavía no conocía personalmente a ninguno de los dos y no tenía demasiada confianza en lograr que le respondieran. "A los dos les encantó", recordó ayer en San Sebastián. "Me preguntaron si había leido el cuento The night flier y por supuesto, lo conocía. Soy un fan de Stephen King. Me pagaron un viaje en avión a Nueva York, me ofrecieron realizar una película basada en esa historia y me quedé en estado de shock". El joven director expuso su planteamiento para llevar The night flier a la pantalla y a King le gustó su visión. "Pensó que el realismo oscuro que había utilizado para mi corto podía ir muy bien con una historia como ésta". Mark Pavía, graduado por la Escuela Columbia de Chicago, es uno de los admiradores más incondicionales de Rubinstein, de quien ha seguido toda su carrera, tras quedar cautivado por sus trabajos de los años 70. A este sueño se unió el de trabajar codo con codo con Stephen King en la elaboración del guión. "Una de mis metas en esta vida", reconoció el joven realizador, "era realizar una película basada en una historia de King. Lo que no sabía era que iba a ser mi primer largometraje". El maestro de la literatura de terror supervisó los seis guiones redactados. Stephen King"s The night flier llega a San Sebastián avalada por el éxito que ha cosechado en todo el mundo. El público ha respondido a la propuesta y al lenguaje cinematográfico de terror que utiliza este joven realizador. "Creo que a los espectadores les ha gustado la seriedad del filme. Porque hoy la mayoría de películas de terror que se hacen en América son divertidas". El filme se estrenó en Italia en mayo de 1997, se ha paseado por las pantallas de Estados Unidos, Australia y Alemania y hoy se estrena en España. Narra las andanzas de Dwight Rendfield, un vampiro que viaja en avioneta por Estados Unidos y va sembrando de cadáveres los aeropuertos en los que aterriza. El filme se rodó íntegramente en Carolina del Norte en tan sólo 30 días. "El rodaje me resultó difícil", confiesa. Pavía no sólo se enfrentaba a un calendario y a unos horarios muy ajustados, sino que también quería capturar en imágenes "el espíritu de la historia de King". Ese espíritu ha sido especialmente bien recibido en este continente. "Pienso que en Europa se respeta mucho más este tipo de películas". La película, que contó con un presupuesto de seis millones de dólares (unos 840 millones de pesetas), le ha servido por el momento para contactar con la Warner para dirigir una película sobre zombies.

Animales y cuentos terroríficos

Mark Pavía no dejó transmitir ni un ápice de terror cuando rodeó sus hombros con una pitón albina de la India durante la presentación de su filme. La serpiente, de cuatro metros y medio y 50 kilos de peso, es de la misma especie que la que utilizó Robert Rodríguez para el rodaje de Abierto hasta el amanecer y permanecerá en la Biblioteca Central de San Sebastián hasta que finalice la Semana de Cine Fantástico y de Terror. Este animal compartirá espacio con tres boas constrictor y una amplia variedad de tarántulas y otras terroríficas especies que habitarán la sala. Allí, entre animales recurrentes en el cine del género, el concejal de Cultura, Ramón Etxezarreta, y el responsable de la editorial Alberdania, Jorge Jiménez presentaron ayer el libro Izu zinezkoak. Esta publicación recoge siete relatos de terror de autores vascos como Harkaitz Cano, Edorta Jiménez, Itxaro Borda y Andu Lertxundi, además de una narración escrita por Miguel Sánchez Ostiz, traducida al euskera. El libro está ilustrado por Antton Olariaga. Éstas no son las únicas actividades paralelas organizadas en torno a la Semana de Cine Fantástico y de Terror. La Biblioteca Municipal ha editado una guía con los libros del género más laureados por los lectores. El más votado fue La metamorfosis, de Franz Kafka. Además se ha promovido un concurso de relatos breves, que deberán tener a un animal como protagonista. Los concursantes tendrán que completar unos cuentos inciados por autores consagrados. Juan Bonilla esbozará su inicio en castellano y Edorta Jiménez en euskera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1998

Más información