Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Consejeros de la Junta intensifican su presencia en Málaga para arropar la candidatura de Oliva

EL PAÍS Varios consejeros de la Junta de Andalucía han intensificado su presencia en la provincia de Málaga para arropar a Francisco Oliva e impulsar su candidatura a la alcaldía de la capital. La dirección del PSOE intenta que Oliva adquiera un mayor protagonismo en la ciudad y una de las vías es acercarle al trabajo institucional. Los delegados de las consejerías en la provincia han recibido además instrucciones para que mantengan informado al candidato de su gestión y de los pormenores de asuntos de especial interés para la ciudad.

La ejecutiva regional del PSOE ya ha sugerido a los consejeros que participen activamente en la campaña electoral para los comicios municipales del próximo año con el objetivo de que los candidatos socialistas en las capitales y municipios mayores de 50.000 habitantes puedan aprovechar la buena imagen que los ciudadanos tienen de la gestión de la Junta de Andalucía. En el caso concreto de Málaga los consejeros ya han pasado a la acción. El titular de Medio Ambiente, José Luis Blanco, que el jueves presentó en público unas jornadas internacionales sobre la conservación del bosque mediterráneo, mantuvo antes de este acto un encuentro con Oliva, con quien ofreció una conferencia de prensa para informar de "temas del departamento relacionados con Málaga". Parque Tecnológico Un acto similar se repetirá hoy con el titular de Obras Públicas, Francisco Vallejo, aprovechando la visita de éste a Vélez Málaga para colocar la primera piedra de la nueva estación depuradora de aguas. Además, hoy mismo el consejero de Trabajo, Guillermo Gutiérrez, inaugurará el nuevo centro de Coritel en el Parque Tecnológico de Andalucía, recinto que la Junta lamenta ha caído en el olvido de Celia Villalobos pese a que el Ayuntamiento es copropietario del mismo. El día 5 de noviembre, Oliva se reunirá junto a la consejera Carmen Calvo con representantes del mundo de la cultura. La dirección del PSOE de Málaga intenta además que otros consejeros se impliquen también en la campaña, y le ha pedido a José Luis García de Arboleya, que reside en Málaga, que aproveche los fines de semana para hacer política y que su departamento acelere la puesta en funcionamiento de los centros de salud de la capital que estaban contemplados en el Plan de Atención Primaria y que acumulan varios años de retraso. Oliva ha justificado la participación de los consejeros en que la Junta tiene que "vender su gestión" y que es lógico que aparezca identificada con el partido al que pertenecen los miembros del Gobierno. En el caso de Málaga, Oliva lo cree aún más necesario puesto que Celia Villalobos "intenta adjudicarse todo, lo que es suyo y lo que no". El PSOE de Málaga quiere que Francisco Oliva sea el "referente" de la oposición municipal, y para ello es consciente que hay que hacer primero un esfuerzo por dar a conocer al candidato, más aún cuando éste no ostenta actualmente ningún cargo institucional ni de representación que le facilitaría la conexión con la opinión pública, olvidada también de su paso por la Consejería de Trabajo. Pese a que Oliva marca ahora de hecho las directrices del grupo municipal, la alcaldesa, Celia Villalobos, intenta hacerle el vacío por no ser concejal y elude entrar en debates y polémicas con el que será su principal rival. A la alcaldesa le indignó el cambio de posición del PSOE respecto al proyecto de urbanización del litoral occidental de la ciudad, al que los socialistas comprometieron su apoyo cuando Martín Toval era portavoz. Oliva admite que el cambio ha supuesto un coste político importante, pero que después de estudiarlo con detalle se estimó conveniente por parte del partido. Sí ha advertido el candidato que se trata de una actuación aislada, que el PSOE mantendrá sus posiciones en la mayoría de las cuestiones municipales: "No voy a tomar iniciativas así sólo para tener repercusión en la opinión pública", afirma Oliva. Consciente de la dificultad que tiene para hacer oír su voz, Oliva pretende implicar a la militancia socialista en el trabajo electoral. Con este objetivo ha iniciado un recorrido por todas las agrupaciones de la capital para explicar el diseño de su campaña y solicitar la participación activa. Tanto Oliva como la dirección provincial han reconocido que aún existen "algunos desajustes" entre el candidato y la ejecutiva, aunque ambos aseveran que poco a poco se van superando las reticencias mutuas iniciales. "Todavía hay que hacer ajustes para que la cosa funcione mejor y no haya reparos, tenemos que mejorar la coordinación", dicen desde la ejecutiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 1998

Más información

  • La dirección del PSOE pide a los miembros del gabinete de Chaves el apoyo al candidato