Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los maleficios que nos atormentan

El director André Techiné dice haber navegado entre lo humano y lo inhumano a la hora de construir Alice y Martin, una película en la que pone de manifiesto que lo que realmente le interesa el carácter humano, "no sólo los sufrimientos y esperanzas, sino también los maleficios que lo atormentan".El filme ideado tras una entrevista con un ex presidiario condenado a 20 años de cárcel por haber matado a su madre, "es una ficción con elementos concretos entresacados de la realidad", una película pensada para Juliette Binoche con unos personajes que se mueven en diferentes ambientes "y que pasan de un lugar a otro con brutalidad desde territorios completamente separados".

Techiné, con 14 películas en su haber y premiado en 1995 con cuatro César por su filme Los juncos salvajes, considera que en su última realización "se ha dejado sorprender por el desarrollo del guión a lo largo de todo el rodaje, sin tener miedo a los excesos de la ficción". En la mayor parte de las escenas dice haber intentado adaptar la ficción a una especie de exigencia documental por entender que "éste es el riesgo que asumo con los personajes con la esperanza de adaptar la frescura y vida que arrastran".

Para Techiné, el cine es el arte del presente, por eso en su última película no mantiene una atmósfera visual homogénea, "cada escena tiene una luz diferente a la anterior"; una sensación de cambio que también se traduce en la mezcla de actores: debutantes y muy experimentados, "porque siempre es emocionante dar el nacimiento cinematográfico a un actor".

Alice et Martin, protagonizada por Juliette Binoche y Alexis Loret, y en la que participa también Carmen Maura, se verá en España en su versión íntegra, mientras que en Francia se eliminará parte del metraje. "Estoy muy contento de que se haya podido ver la versión íntegra y definitiva", dijo Techiné, para agregar que "los españoles son bastante más abiertos que los franceses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de octubre de 1998