Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero de Economía pide que se contrate sólo a albañiles de Madrid

El consejero de Economía, Luis Blázquez, tiene una receta para reducir los accidentes en las obras madrileñas. Blázquez pidió ayer a las constructoras de la región que contraten, por motivos de seguridad, sólo a albañiles de Madrid. De esta forma, y según el juicio del consejero de Economía, se evitarán algunos siniestros en el sector. La tesis de Blázquez se apoya en que los obreros que se desplazan diariamente desde otras provincias para trabajar en obras madrileñas están más cansados por el madrugón y el viaje, padecen jornadas más largas, y por lo tanto, corren más riesgo de sufrir un accidente.. "El problema [de los accidentes de trabajo] no está en poner multas o cerrar tajos", explicó ayer el responsable de Economía del Gobierno regional. "La contratación de obreros fuera de la región supone que haya gente que lleva más de dos horas en la carretera cuando llega al puesto de trabajo, con el aumento de riesgo natural. Además, las jornadas de estos trabajadores son más largas", añadió el consejero en la clausura de unas jornadas organizadas por Dragados sobre prevención de riesgos laborales.

Actualmente, en el sector de la construcción trabajan aproximadamente 144.000 trabajadores residentes en la Comunidad de Madrid. A estos hay que añadir otros 50.000 que se desplazan diariamente de otras regiones, la mayoría de Castilla-La Mancha.

El consejero de Economía, a petición socialista, aportó la semana pasada la lista negra de los accidentes mortales de Madrid: en los ocho primeros meses de 1997 se registraron 33 muertos en las obras. De enero a septiembre de 1998 esta cifra llega a 31. El consejero admitió que en este cómputo no se incluyen ni los obreros muertos en el tajo que trabajan en régimen de autónomos ni los que fallecen días después de producirse el accidente.

El Gobierno de Castilla-La Mancha tacha la idea de Blázquez de "disparate franquista"

"Es verdad, como dice Blázquez, que en muchas ocasiones estos obreros hacen jornadas de entre 10 y 14 horas, y esto, qué duda cabe, incide a la hora de trabajar en una obra". Ahora bien, Trigo añadió que, actualmente, el mercado madrileño es incapaz de ofrecer "los profesionales necesarios como para absorber toda la oferta que se produce en el sector de la construcción". El representante de UGT admitió que en la región "faltan profesionales cualificados, que hay que traer de otras regiones". En esto estuvo de acuerdo el consejero de Economía, que ayer admitió que había recibido quejas de los empresarios que critican la falta en la Comunidad de Madrid de mano de obra de determinados oficios.Blázquez señaló a este respecto que ha indicado a los planificadores de los cursos del Instituto Madrileño para la Formación (Imaf), dependiente de la Comunidad, para que organicen nuevas campañas a fin de formar albañiles y otros obreros relacionados con la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998

Más información

  • Blázquez cree que hay más peligro de accidente para los 50.000 obreros que llegan de otras regionesUGT apoya la medida y CC OO considera que "no sirve para evitar los accidentes"