Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno andaluz pide que Aznar y Chaves comparezcan en el Senado

El Gobierno de Andalucía acordó ayer solicitar al presidente del Senado, Juan Ignacio Barrero, la comparecencia de José María Aznar ante la Comisión General de Comunidades Autónomas para que informe sobre el proceso de tregua anunciado por ETA y explique las medidas políticas para que ésta sea definitiva. Igualmente ha pedido que comparezca ante el mismo órgano el propio presidente de la Junta, Manuel Chaves, a fin de exponer su posición. De este modo, el dirigente socialista quiere obligar al Gobierno del PP a pronunciarse en la Cámara alta sobre la discusión acerca del modelo de Estado.

La petición del Consejo de Gobierno de la Junta para que Aznar comparezca no vincula al Ejecutivo central, que puede optar por no atender la demanda. No obstante, el presidente del Senado sí debe citar a la mencionada comisión para que comparezca Chaves, pues el reglamento afirma que puede ser convocada "por alguno de los Consejos de Gobiernos" autónomos. Los socialistas fuerzan de este modo un debate que, en su opinión, no le interesa en estos momentos al PP por los acuerdos de gobernabilidad que mantiene con los nacionalistas.

La convocatoria de la comisión de comunidades del Senado fue reclamada por los tres presidentes regionales del PSOE, los de Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, en la llamada Declaración de Mérida. El Consejo de Gobierno andaluz empleó ayer, para basar su petición, argumentos idénticos a los que figuran en el documento suscrito por Juan Carlos Rodríguez Ibarra, José Bono y Manuel Chaves el pasado día 6 en la capital extremeña.

Matices andalucistas

Según informó el portavoz del Gobierno andaluz, Rafael Camacho, en la exposición de motivos enviada al presidente del Senado se afirma que, "dentro de la unidad política de España, la Constitución reconoce los hechos diferenciales y las diferentes vías de autogobierno y no existe un derecho natural, ni previo ni posterior, que pueda ser invocado para la desigualdad entre los españoles".El texto del Ejecutivo autonómico fue suscrito sin "ningún matiz ni reserva" por parte de los consejeros del Partido Andalucista, socio del PSOE. Minutos antes, sin embargo, el vicepresidente del PA y portavoz parlamentario, Pedro Pacheco, aseguró que Chaves asistió a Mérida "en nombre de su partido", pero no en el de Andalucía, ya que ni el Gobierno ni el Parlamento andaluces habían sido consultados. No obstante, matizó que esta crítica no supone que los andalucistas "no sean sensibles" a algunos de los argumentos utilizados, como el del "riesgo de que se produzca una desigualdad en el modelo autonómico que perjudique a Andalucía" y la "falta de solidaridad de los nacionalistas del norte".

El dirigente andalucista advirtió también a los nacionalistas de que, si sus demandas persiguen romper el principio de mercado, el PA pondrá en marcha una campaña para que en Andalucía no se consuman productos vascos y catalanes ni se den oportunidades a las kutxas ni a las caixas para instalarse en la comunidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998