Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell interpelará al jefe del Ejecutivo para que explique cuál es su concepción de España

EL PSOE quiere que el Gobierno que preside José María Aznar explique cuál es la España a la que aspira, qué modelo territorial defiende y cuál es el papel que juega cada región o nacionalidad. Los socialistas defenderán un país "plurinacional y cohesionado". En principio, el PSOE va a tratar de que el Ejecutivo levante su negativa a celebrar el debate del Estado de las autonomías, pero tienen otra baza guardada por si el rechazo es irreversible. El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, José Borrell, interpelará en el Congreso al presidente Aznar.

Los socialistas van a intentar por todas las vías posibles que el debate sobre qué es España salga de las "tertulias" y se instale en las Cortes como sede de la soberanía popular. En primer lugar, presionarán para que el Gobierno convoque el debate sobre el Estado de las autonomías. Si se niega, los presidentes autonómicos socialistas harán uso de sus facultades parlamentarias para comparecer ante la Comisión General de Autonomías del Senado y pedir al Gobierno que responda a su llamamiento. Así lo aprobó ayer el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que preside Manuel Chaves, y antes de que termine la semana lo harán los Ejecutivos de Extremadura y Castilla-La Mancha, presididos por Juan Carlos Rodríguez Ibarra y José Bono, respectivamente, según estrategia acordada por todas las instancias de poder socialista.Es muy probable que los requerimientos socialistas para que se celebre un debate autonómico no conduzcan a ninguna parte, toda vez que el Gobierno hace tiempo que rechazó la petición del Grupo Parlamentario Socialista del Senado, a través de su portavoz, Juan José Laborda, de que se cumpliera el reglamento de esa Cámara que cita expresamente la celebración anual del debate de las autonomías. El presidente del Senado, Juan Ignacio Barrero, expresó igualmente esta negativa.

Si no se consigue forzar el gran debate autonómico, al menos los requerimientos de los tres presidentes socialistas tendrán que ser atendidos. Lo que no pueden es elegir es al interlocutor y, aunque sus peticiones las dirijan a Aznar, muy bien puede responderles el ministro para las Administraciones Públicas, Mariano Rajoy.

Debate en el Congreso

Pero esto no es suficiente. La dirección socialista ha decidido que la falta del debate general autonómico sólo puede ser paliada con un debate en el Congreso. El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, José Borrell, interpelará a Aznar para que explique al pleno de la Cámara alta cuál es su modelo de España, según informaron a este periódico fuentes de la dirección socialista. Borrell preguntó ayer en público al presidente del Gobierno por qué no quiere hacer este debate. "Le exigimos en nombre del respeto a las instituciones democráticas que no escamotee un debate político que hoy tiene más importancia que nunca", dijo Borrell en Puebla de Sanabria (Zamora), donde intervino en un acto, informa José Lera."¿En base a qué argumentos se niega usted a no celebrar un debate autonómico en el Senado, necesario hoy ya que en unos sitios se pide la autodeterminación y en otros la independencia?", continuó Borrell.

Pero antes de que se pudiera producir ese debate, Borrell tendrá ocasión de redondear el discurso sobre la España de las autonomías a la vista de las reacciones que produjo su oferta de pacto al PP. Eso fue el pasado día 3, cuando tendió su mano "de forma leal" al presidente del Gobierno por si las presiones de los nacionalistas le llevaban a violentar el actual modelo territorial.

Pasados los días, Borrell y la dirección socialista coinciden en la necesidad de precisar que nunca se quiso lanzar la idea de un frente PSOE-PP contra los nacionalistas. "Borrell quiere explicar a todo el mundo nuestro modelo autonómico que no pasa por excluir a los nacionalistas sino construir con ellos", explicó ayer un miembro de la ejecutiva federal.

El responsable de Política Autonómica del PSOE, Ramón Jáuregui, anunció ayer que su partido defenderá dos valores del estado autonómico: la identidad de cada región y nacionalidad y la cohesión de esta "nación plurinacional" que evite las desigualdades. Ambos son compatibles, dijo Jáuregui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998

Más información

  • Los socialistas forzarán al Gobierno a que convoque un debate sobre el Estado autonómico