Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

BABLE PORTUGUÉS, SÍ; ESPAÑOL, NO

El Ayuntamiento de Bimenes, concejo pionero en declarar la cooficialidad del asturiano junto al castellano, busca un hermanamiento singular. En el último pleno municipal se aprobó iniciar contactos con un municipio portugués, el de Miranda do Douro pues el mirandés, una lengua que procede, al igual que el actual asturiano o bable, del tronco común astur-leonés, ha visto reconocida su cooficialidad en la comarca portuguesa que tiene como cabecera esta localidad por decisión unánime de la Asamblea de la República. Ezequiel Sánchez, miembro de Andecha Astur, señaló durante la sesión que "hace unos días nos encontramos con que es oficial un dialecto de una lengua no oficial, paradoja sólo posible en una Asturias privada de sus derechos linguísticos y sometida a un denigrante marco jurídico-político". La decisión sobre el bable luso la adoptó el Parlamento portugués el pasado 17 de septiembre a propuesta del ex alcalde de Miranda do Douro y actual diputado socialista, Julio Meirinhos. La lhingua mirandesa o mirandés cuenta con unos 15.000 hablantes, localizados al sur de Bragança, en los municipios de Miranda y Vimioso. El presidente de la Academia de la Llingua Asturiana, Xosé Lluis García Arias, que desde hace años propugna el reconocimiento de la cooficialidad del asturiano por el Principado, expresó su satisfacción por la decisión del Parlamento portugués mediante un telegrama dirigido al presidente de esa asamblea. Los responsables de la Academia Asturiana consideran que el estudio del mirandés debe encuadrarse dentro del dominio de la variante occidental del bable, del que habría evolucionado a partir de la expansión realizada por la monarquía asturiana en los primeros tiempos de la reconquista hasta tierras hoy portuguesas y la repoblación que impulsaron de esos territorios con gentes procedentes de Asturias.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998