Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catalunya Segle XXI, por un diálogo sin condiciones sobre el Estado

La asociación maragallista Catalunya Segle XXI emplazó ayer a todos los partidos españoles a "examinar posibilidades hasta ahora inexploradas de solventar el contencioso sobre la forma del Estado en España y la interpretación del texto constitucional de 1978". Catalunya Segle XXI emitió una declaración con el objetivo de evitar que se malogre la "ocasión favorable" que tiene la sociedad española para orientar su futuro a raíz de las expectativas de pacificación del País Vasco.

La declaración de Catalunya Segle XXI, que fue aprobada el martes por la junta de la entidad, cuenta con el refrendo explícito del candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall. Éste dio su visto bueno desde Roma, donde se encuentra estos días rematando algunos compromisos universitarios adquiridos el curso pasado durante su estancia en la capital italiana. Otros miembros de la junta que no asistieron a la reunión del martes también dieron su conformidad con posterioridad, según el presidente de la entidad, Josep Maria Vallès, catedrático y ex rector de la Universidad Autónoma de Barcelona. La declaración destaca la excepcionalidad del momento actual, que abre "nuevas perspectivas -aún inciertas- sobre el futuro de la sociedad española y de su organización como comunidad política". Después de la violencia La asociación, que se constituyó formalmente en 1994 y hoy tiene unos 350 socios, según Vallès, se felicita por la tregua de ETA y reclama que el cese de la violencia sea definitivo. Catalunya Segle XXI cree que sin el chantaje de la violencia las posiciones discrepantes sobre la forma del Estado español "pueden ser expuestas ahora con plena libertad", del mismo modo que todas las posibles soluciones, incluso las "inexploradas", deben ahora ser examinadas. La organización maragallista asegura que las fórmulas heredadas del pasado de relación entre las organizaciones políticas y las identidades nacionales "siguen condicionando en exceso las estructuras y las mentalidades de hoy, pese a haber agotado sus virtualidades". La declaración insta a las fuerzas políticas y a los medios de comunicación a abordar este asunto "sin inercias doctrinales, cálculos meramente electorales o estridencias demagógicas, e invita a los líderes políticos a "explorar las alternativas posibles" bajo la premisa de que "la viabilidad de cualquiera de ellas deberá fundarse en la voluntad de inclusión de todas las fuerzas políticas representativas, y no en planteamientos de exclusión o de escisión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de octubre de 1998

Más información

  • El grupo maragallista insta a estudiar "posibilidades inexploradas"