Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco dice que la ley del deporte es respetuosa con la Constitución

El Gobierno vasco defendió ayer la constitucionalidad de la ley vasca del Deporte, aprobada el pasado 14 de junio en el Parlamento de Vitoria y cuya aplicación acaba de suspenderse cautelarmente. El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite un recurso del Gobierno del Partido Popular a un punto de la ley (el 16.6) donde se otorga a cada federación vasca el rango de "única representante" del deporte de Euskadi en el ámbito nacional e internacional, paso previo a la presencia de seleccciones vascas oficiales.

Sin embargo, el recurso no presenta objeción alguna a la continuación de este artículo, en el que se sañala que "las federaciones vascas deberán fomentar e instrumentar las participaciones de sus selecciones deportivas en actividades y competiciones deportivas estatales e internacionales". Ciertamente, este segundo párrafo es consecuencia de los anterior, ya que la consideración de las federaciones como representantes legítimos y únicos del deporte en Euskadi es lo que posibilitaría la consecución y habilitación internacionales de las selecciones respectivas. El Gobierno central entiende que la ley no tiene en cuenta que "la representación del deporte federado estatal corresponde a las federaciones españolas". El abogadodel Estado añade en su recurso que la legitimación de las federaciones vascas para participar en las competiciones internacionales contraviene "la organización territorial del Estado", porque coloca en "plano de igualdad al deporte español y el deporte vasco". Por contra, la portavoz del Gobierno autonómico, Mari Carmen Garmendia, rechazó cualquier duda de legalidad del texto, aprobado con el apoyo del PNV, EA, IU y HB. "Desde el punto de vista de nuestros servicios jurídicos, que colaboraron en todo momento en la elaboración de la ley, dicho punto es absolutamente respetuoso con el marco legal en el que todos estamos jugando, es decir, la Constitución y el Estatuto de Gernika", declaró. Garmendia reiteró su convicción de que el deporte vasco "tiene derecho a participar en competiciones de ámbito estatal respetando la participación de todos los demás, sin que sea óbice ni perjuicio para nada ni nadie". El Gobierno vasco interpreta que el espíritu de la ley concede derecho al deporte vasco a participar en competiciones de ámbito nacional e internacional, "respetando la participación de todos los demás, sin que perjudique a nada ni a nadie". Texto cuidadoso Garmendia, en una primera reacción al oficio enviado por el Tribunal Constitucional, recalcó que los redactores de la ley la elaboraron con "sumo cuidado, de modo que no hubiera ningún artículo que colisionara con el marco legal". La portavoz y consejera de Cultura, aunque no dio a entender que el Gobierno se sorprendiera por la suspensión del artículo recurrido, lamentó la forma en que conoció la admisión a trámite por parte del Constitucional. "Ha vuelvo a ocurrir lo que tantas veces nos ha sucedido", comentó, "que la noticia ha llegado a través de los medios de comunicación antes que a los miembros del Gobierno vasco". En cualquier caso, el Ejecutivo autonómico realizará un análisis jurídico para presentar las alegaciones al recurso, para lo que dispondrá de un plazo de quince días a partir de su notificación. En realidad, que el Alto Tribunal tramite un recurso de este tipo no es extraño. Anteriores experiencias, como la pretensión del Gobierno catalán de crear un Comité Olímpico propio antes de Barcelona"92, también fueron recurridas. En aquella ocasión, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña frenó este paso basándose en sentencias anteriores del Constitucional. La Ley del Deporte del País Vasco fue aprobada en el Parlamento vasco con los votos de PNV, EA, IU y HB y la postura contraria de PSE, PP y UA, y constituyó uno de los principales debates políticos de la Cámara vasca. El texto de la ley vivió un proceso parlamentarioque alteró notablemente sus contenidos desde el anteproyecto inicial presentado por el Departamento de Cultura hasta el texto final. El tramite en comisión y la presencia activa de HB polarizaron un intenso debate político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 1998

Más información

  • Recice con "inquietud" la admisión a trámite por el TC del recurso