Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espeleólogos exploran en Álava una cueva de 50 kilómetros

El Grupo Espeleológico Alavés un colectivo que funciona desde hace 36 años, está explorando una cavidad de más de 50 kilómetros de longitud, que sería la tercera en importancia y dimensiones de España, según explicó ayer el portavoz de ese colectivo, Javier Cuadrado. La cavidad, llamada Sistema del Hayal de Ponata, está ubicada en la sierra Salvada, a unos 40 kilómetros al noroeste de Vitoria. Esta formación montañosa ejerce de frontera en esta zona entre Burgos y Álava. El conjunto de simas ya localizadas por los espeleólogos, que encontraron el lugar a comienzos de los años 80, puede ser aún mayor ya que, según señaló Cuadrado, "existen aún expectativas de exploración en espacios más amplios de los ya encontrados". Esta convicción prolongará las incursiones en la cavidad en busca de nuevas cuevas. El colectivo dio a conocer este descubrimiento en el transcurso de la presentación de las primeras Jornadas Abiertas de Espeleología, tituladas Conoce el mundo subterráneo de Álava, y que tendrán lugar el próximo fin de semana. El encuentro pretende acercar al ciudadano de a pie a ese gran desconocido del patrimonio alavés, que es su riqueza subterránea. Las jornadas comenzarán el sábado, día 10, con una serie de explicaciones teóricas y prácticas sobre técnicas de escalada, descenso y exploración. El domingo 11 y el lunes 12 estarán reservados a las visitas a cuevas, concretamente a las simas del Puente y del Humo. La complejidad y dificultad de esta actividad ha llevado a los organizadores a limitar a 15 el número de participantes, que deberán pagar 7.000 pesetas, los adultos, y 5.000, los menores de edad. Los organizadores hicieron hincapié en que no es necesario tener experiencia en la materia ya que los componentes de la expedición irán acompañados de varios monitores expertos en espeleología. Señalaron que la actividad está principalmente dirigida a jóvenes, aunque personas de más edad serán también admitidas con la condición de estar "en buena forma física", dada la dureza del recorrido. La inscripción incluye el desplazamiento hasta las cuevas, el material de exploración y la cena en el refugio que servirá de base durante la excursión. Escisión El Grupo Espeleológico Alavés nació en 1962 como una escisión de la Sociedad Excursionista Manuel Iradier. Desde entonces, sus miembros, actualmente doce, estudian la topografía del subsuelo alavés, su relación con el medio exterior y los restos, fundamentalmente óseos, hallados en las cuevas y simas localizadas. Un convenio con la Diputación Foral de Álava posibilita que sus hallazgos sean periódicamente publicados en forma de estudios. Los representantes del colectivo esperan que las jornadas "descubran al público un tema desconocido" y propicien la adhesión de nuevos socios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1998