Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 6% de los menores de edad del PaísVasco sufren problemas de convivencia en sus hogares

Al menos el 6% de los vascos menores de edad sufre problemas de convivencia en sus hogares, según los datos aportados ayer por la diputada vizcaína de Acción Social, Inmaculada Loroño. Los varones suponen el porcentaje mayoritario (el 62%) en Vizcaya, territorio donde el 75% de los jóvenes con problemas se concentra en la Margen Izquierda y la capital. Loroño anunció que para marzo de 1999 estará concluido el Plan de Infancia de Vizcaya, que pretende investigar las actuaciones actuales en la protección de menores con el fin de mejorarlas y potenciarlas.

Este porcentaje de población infantil y juvenil -menor de 18 años- calificada en "situación de riesgo", sobre la que se pretende intervenir, no incluye los casos en los que los problemas son de tal gravedad que, por ley, requiere la separación del núcleo familiar. Inmaculada Loroño caracterizóla definiticón de riesgo como "aquellas situaciones que perjudiquen el desarrollo personal o social del menor, sea por desarraigo familiar o absentismo escolar, que se dan en familias que, por carencias económicas o de otro tipo, necesitan una intervención". La diputada foral vizcaína reveló que el estudio elaborado en Vizcaya, previo al Plan de Infancia, ha localizado entre 8.000 y 15.000 menores en esta situación de riesgo. "Si existen cerca de 18.000 jóvenes en Vizcaya, supone cerca del 6%. En los otros territorios históricos, las cifras totales son menores debido a la inferior población pero el porcentaje es similar", manifestó. El informe sobre Vizcaya refleja que el 53,5% de los menores atendidos tiene entre los 0 y 13 años, mientras que el 46,5% restante se sitúa entre los 14 y 18 años. Por sexos, el 62% son varones y el 38%, mujeres, "deduciéndose que el porcentaje de chicas en riesgo disminuye conforme se incrementa la edad. En el colectivo de entre 14 y 18 años, las tres cuartas partes son chicos". En cuanto a la localización geográfica, la Margen Izquierda y Bilbao son las zonas con más casos "representando el 75% de los menores con problemas sociales de todo el territorio". "Apuesta urgente" La Diputación vizcaína considera que, con estos datos, se demuestra que "la protección infantil es un ámbito de actuación en el que cada intervención presenta una serie de características que exigen soluciones cada vez más complejas" y por ello califica de "apuesta urgente" la elaboración del Plan de Infancia. La diputada de Acción Social firmó ayer un convenio de colaboración con el departamento de Psicología Social de la Universidad del País Vasco, que se encargara de redactar dicho plan. "Un equipo de investigación aportará su amplia experiencia en el estudio teórico y aplicado del ámbito de infancia y familia en situaciones de riesgo, maltrato y desamparo", señaló Inmaculada Loroño. Este trabajo identificará los "puntos fuertes y débiles" de los recursos sociales actuales en la atención a menores e incluirá objetivos, acciones, plazos de actuación y cuantificación económica "así como una propuesta de organización, delimitación y distribución de funciones de los profesionales". En la actualidad, el departamento de Acción Social de la Diputación trabaja con 1.300 menores y sus familias en diferentes grados de problemáticas. De ellos, 530 están bajo medidas de protección de tutela y guarda "y se cuenta con otros 155 casos nuevos que se han producido este año hasta el mes de junio". La atención a la infancia y la juventud vizcaína se estructura actualmente sobre media docena de programas y acuerdos. El plan de intervención socio-educativa pretende, a través de los servicios sociales de base, prevenir y paliar los problemas personales, afectivos o familiares de menores con entornos socio-familiares y comunitarios no adecuados. De los 56 educadores existentes en 1997 se ha pasado a los 117 existentes actualmente. El programa de acogimientos familiares asegura el desarrollo de los jóvenes en otra familia cuando no pueden permanecer temporalmente en su hogar, mientras que el plan de atención psicológica aborda los casos de maltrato y agresiones sexuales a menores. Junto a ellos, se encuentra un acuerdo-marco con Osakidetza y el programa Saio, "que presta apoyo a los menores con los que no ha sido posible conseguir su reincorporación familiar y que han alcanzado la mayoría de edad acogidos en centros de protección. En estos momentos, Saio está trabajando con 16 jóvenes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1998

Más información

  • Vizcaya tendrá elaborado en seis meses un Plan de Infancia para mejorar su protección