Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS FINANCIERA MUNDIAL

Subidas históricas en los mayores mercados de América Latina

Las mayores bolsas latinoamericanas, especialmente las brasileñas y la mexicana, registraron ayer alzas históricas. Sin embargo, este espectacular alza no remienda la crisis de la economía real de América Latina. También ayer, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pidió a Estados Unidos y a los países del G-7 que bajen sus tipos de interés para contener la amenaza de recesión mundial.

Las Bolsas latinoamericanas cerraron la sesión de ayer con una subida histórica que coronó tres días de ganancias junto a Wall Street. El mercado de São Paulo registró un alza del 18,67%, la mayor desde marzo de 1995, que fue del 25,62%. El índice Bovespa de São Paulo, el mayor de América Latina, cerró así tres jornadas de subidas, un 13,39% el pasado viernes y un 7,79%, el lunes. Desde ayer, la pérdida del 7,1% acumulada en lo que va de septiembre del índice Bovespa se revirtió hacia una ganancia del 10,7%; y en lo que va de año, antes perdía un 44,92% y ahora un 24%. Mientras la Bolsa de Río de Janeiro ganó un 15%, informa Carmen Jiménez.En la misma tendencia, Buenos Aires cerró su sesión con un alza del 8,9%, Chile, un 8,73% y México reflejó la mayor subida de los últimos diez años, cerrando con una ganancia del 12,92%.La Bolsa de Nueva York, impulsora de la fuerte subida de los mercados latinoamericanos, cerró con una ligera ganancia del 0,99%, 79,04 puntos, para quedar en 8.024,39.

Cinco horas antes la Bolsa de Madrid cerró con una bajada del 0,88%. El mercado madrileño estuvo por debajo de los 700 puntos durante casi dos horas, pero se recuperó en los últimos 30 minutos de sesión y sólo perdió 6,26 puntos, para quedar en 705,17. La caída de Madrid coincidió con las declaraciones del secretario de Estado de Economía, Cristóbal Montoro, sobre posibles devaluaciones de otras divisas latinoamericanas.

En lo que va de año, la Bolsa de Madrid aún gana casi un 11,5%. Los valores de los dos bancos españoles con mayores inversiones en América Latina volvieron a caer. El Santander un 2,23% y el BBV, un 4,42%. No fue así con Argentaria, que ganó el 2,86% y Telefónica, que, influida por la luz verde al acuerdo WorldCom-MCI en el que participa, se elevó un 4,71%.

La trayectoria de Madrid estuvo en línea con el resto de los principales mercados de la región. Londres ganó un 0,25%, pero París perdió un 0,45%, lo mismo que Milán, 0,69%; Zurich, 1,43%; Amsterdam, 1,83%, y el índice Dax-Xetra de Francfort, un 0,86%. Sin embargo, el índice Floor de la bolsa alemana, que opera hasta el mediodía, perdió un 1,33%.

La crisis persiste

Sin embargo, una puntual recuperación de las bolsas latinoamericanas no oculta para los inversores el impacto de la crisis en la economía real latinoamericana. Ayer mismo, mientras las bolsas subían, la CEPAL, un organismo que sigue muy de cerca la evolución de las economías latinoamericanas, reclamaba al Grupo de los Siete y a Estados Unidos que bajen sus tipos de interés para contener la amenaza de recesión mundial. Por otra parte, el financiero George Soros dijo que el "pánico económico general" que asalta a Latinoamérica es el último síntoma de un bloqueo mundial del crédito internacional. También la agencia estadounidense de calificación de riesgo Moody"s reiteró ayer su pronóstico pesimista para América Latina.Para los inversores españoles la situación de las economías latinoamericanas preocupa tanto o más que la acción concertada del G-7 y la preocupación de Estados Unidos por buscar una salida concreta y rápida para la crisis financiera mundial. La devaluación de las monedas de Colombia, Ecuador y la presión sobre las de Venezuela y México, el gigantesco déficit brasileño que puede llevar a este país a tener su propia devaluación y arrastrar con ella la del peso argentino, y Chile, la economía ejemplo de la región, con bancos que también deban restringir la concesión de créditos, afectan a los intereses españoles.

Señal de que la crisis persiste fueron los puntos que el presidente Bill Clinton señaló para frenarla. Éste dijo que hay que trabajar con Japón, Europa y los otros países para impulsar el crecimiento; esforzarse para revitalizar la economía asiática; requerir al Banco Mundial que duplique su asistencia a Asia y pedir a los países industrializados que aporten 2,15 billones de pesetas al Fondo Monetario Internacional para que ayude a América Latina. Clinton también exhortó al Congreso estadounidense a aprobar un incremento de fondos para el FMI.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de septiembre de 1998

Más información

  • Cepal pide al G-7 y EEUU que bajen tipos