Juan Pablo II denuncia "la plaga del analfabetismo"

El papa Juan Pablo II denunció ayer la "plaga del analfabetismo", algo que "cuestiona la dignidad misma del ser humano", durante el rezo dominical del Angelus en su residencia veraniega de Castelgandolfo, en las proximidades de Roma.El Pontífice, que quiso felicitar a todos los jóvenes que estos días vuelven a la escuela, consideró que "la falta de educación es un pesado handicap, que se une a otros como el hambre y otras miserias".

"Con el analfabetismo no se cuestionan sólo algunos aspectos de la economía o de la política, sino la dignidad misma del ser humano. El derecho a la educación es el derecho a ser hombre plenamente", afirmó el pontífice.

Karol Wojtyla exhortó a que "la sociedad tome cada vez mayor conciencia" de la "gran misión" de los enseñantes y a que se dediquen más recursos a la educación, pues lo que se gasta en ella es siempre "una inversión fructífera".

El Papa reflexionó sobre lo que supone la educación y la escuela, que "no puede limitarse a ofrecer a los jóvenes nociones de las diversas ramas del conocimiento, sino que debe ayudarle a buscar, en la dirección justa, el sentido de la vida".

Su "responsabilidad" es, por tanto, grande, "especialmente en una época como la actual, con grandes cambios sociales y culturales que amenazan con poner en duda los valores morales fundamentales", destacó Juan Pablo II en su oración domicial.

La escuela debe favorecer "el desarrollo armónico de cada dimensión de su personalidad", siempre "al lado de la familia, que ostenta el deber primario e inalienable de la educación", según subrayó el Pontífice.

Juan Pablo II también envió ayer un mensaje a los responsables de la Conferencia Internacional Católica de Boy Scouts, organización que cumple estos días el cincuenta aniversario de su creación.

El Papa felicitó a dichos responsables por la labor que vienen realizando y los animó a continuar por la misma senda de "fraternidad".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS