Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco apoya a la empleada expulsada por no saber euskera

El consejero vasco de Educación, Inaxio Oliveri (EA), solicitó ayer a la directora de la ikastola de Vitoria Toki Eder, Araceli González de Langarika, que readmita a la empleada de la limpieza a la que expulsó el pasado miércoles por no saber euskera. Oliveri se comprometió a mediar con el Ayuntamiento de Vitoria para que envíe a una limpiadora euskaldún cuanto antes al centro. Mientras, el alcalde de Vitoria, el peneuvista José Ángel Cuerda, tachó de "lamentable e inaceptable" el conflicto y subrayó que "el derecho a trabajar prevalece sobre el derecho a expresarse en un idioma". Por su parte, la ikastola recalcó que la polémica se ha desatado en torno a una trabajadora que, según el Ayuntamiento, debe cumplir exclusivamente labores de limpieza y, según el centro, debe asumir las tareas que realizaba la persona contratada con anterioridad para el puesto: atender el teléfono, realizar fotocopias y mantener una relación directa con el alumnado y el profesorado."No es un problema del Gobierno vasco. La responsabilidad de la limpieza y el mantenimiento de los centros públicos de infantil y primaria es del Ayuntamiento y por lo tanto, es el consistorio el que ha enviado esta trabajadora a Toki Eder", recalcó el consejero de Educación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de septiembre de 1998