Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercosur y Perú frenan la ampliación del Grupo de Río

Los cuatro socios del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) y Perú condicionan la incorporación al Grupo de Río como miembros de pleno derecho de los países centroamericanos y caribeños que la han solicitado a una discusión a fondo sobre la oportunidad, conveniencia y características de esta ampliación. Las naciones reacias aducen, entre otra razones y con diferente énfasis, que la suma de miembros a la agrupación nacida en 1986 no puede conducir a la creación de otra Organización de Estados Americanos (OEA) aunque sin Estados Unidos. "El tema no es si se agranda el Grupo de Río, el tema es ¿para qué?, ¿cuál es su rol?, ¿cuál es su función?", declaró el canciller uruguayo, Didier Opertti, que participa en la XII Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de Río, a la que asisten diez gobernantes. Hasta ahora, y por turnos, un país del grupo solicitante, a excepción de Cuba, representa al resto. Y pese a que en la cumbre de Ciudad de Panamá los problemas abordados ya lo fueron en otras reuniones anteriores -democracia, pobreza, educación, seguridad hemisférica, narcotráfico o contrabando de armas-, las consecuencias de los descalabros financieros ruso y asiático en Latinoamérica ocupa un espacio destacado en las discusiones de los delegados.El borrador del documento final de la cumbre insta al Fondo Monetario Internacional (FMI) a establecer mecanismos que controlen la volatibilidad de los flujos financieros.

Prioridades domésticas

Los jefes de Gobierno de Brasil, Argentina y Uruguay no asisten al encuentro. Prioridades domésticas les retienen. Una de ellas es controlar el duro castigo encajado por sus economías a manos de la crisis internacional en curso. Tampoco viajó el presidente de El Salvador, Armando Calderón, que hubiera representado a las Estados centroamericanos interesados en la asociación.Diversos los frentes de la cumbre panameña, el presidente peruano, Alberto Fujimori, fue preguntado por la prensa sobre la reelección presidencial en América Latina, que un referendo negó la semana pasada al presidente anfitrión, Ernesto Pérez Balladares. "[La reelección] ha ocurrido en Perú y en Argentina, y nosotros pensábamos que en Panamá iba a ocurrir, pero no fue así", respondió Fujimori, quien se reunía con el nuevo presidente ecuatoriano, Jamil Mahuad, para acercar posiciones sobre el conflicto fronterizo que desde hace medio siglo enfrenta a los dos países. "Mi opinión respetuosa es que aquí, en América Latina, hay una corriente para que los presidentes puedan reelegirse, no por tercera ni cuarta vez, sino por segunda (...) La región está políticamente madura", agregó el gobernante andino, empeñado en un tercer mandato pero sin someter la aprobación de su candidatura a una consulta nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de septiembre de 1998