Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Cuatro empresas compiten por la gestión de la futura TV canaria

La adjudicación del concurso se decidirá en septiembre

Santa Cruz de Tenerife

Las empresas Sogecable, Televisa, Radiotelevisión Islas Canarias SL y 1998 Telecanarias SL presentaron ayer sus ofertas de producción para el concurso de adjudicación de la programación de la televisión autonómica canaria. Finalmente, Antena 3 decidió no presentarse. La apertura de las plicas con las ofertas se hará el próximo miércoles y la adjudicación se producirá en la primera quincena de septiembre.

MÁS INFORMACIÓN

La empresa que al final resulte seleccionada deberá construir un centro de producción en cada una de las dos capitales canarias y comenzar sus emisiones a los tres meses de la adjudicación, a cambio de un porcentaje sobre la gestión de la publicidad y de los 17.550 millones de pesetas previstos en los siete años de duración del contrato de suministro.Con la presentación de las empresas aspirantes culmina la primera fase del azaroso concurso de la televisión canaria. Sogecable y Televisa participan en el mismo asociadas con empresarios locales. Así, Sogecable ostenta el 40% de la sociedad Productora Canaria de Televisión SA, estando el 60% restante en manos de la unión de empresas insulares Visión Canaria. La mexicana Televisa, por su parte, acude al concurso por medio de la sociedad DTH Europa, con la que hace sus operaciones en este continente.

Las otros dos aspirantes están relacionadas con el sector audiovisual en las islas. Radiotelevisión Islas Canarias SL está vinculada a la sociedad gestora de una televisión local en Gran Canaria, mientras que 1998 Telecanarias SL, que presentó su oferta poco antes del cierre del plazo, está integrada por la Fundación Canaria de la Comunicación y la Cultura y por la Asociación Canaria de Productores.

La presentación de los aspirantes a suministrar la programación de la televisión autonómica se ha desarrollado con toda la normalidad posible en medio de un proceso que ha sido controvertido desde su origen. El último episodio en la carrera de obstáculos del canal ha sido la interposición de un recurso contencioso administrativo por parte del Gobierno central, que pretende paralizar el concurso de adjudicación. El Gobierno argumenta que la televisión canaria carece de título habilitante para emitir, y se escuda en la ley de gestión del tercer canal aprobada por el PSOE en 1983 - que el PP sustituirá por otra en la que se permite la privatización de los canales autonómicos- para advertir que es ilegal conceder la gestión audiovisual a una empresa privada.

Inmediatamente, el Ejecutivo canario, presidido por Lorenzo Olarte, pidió al Ministerio de Fomento la concesión del tercer canal, que ya había sido solicitada en enero de 1997. Los nacionalistas de Coalición Canaria sostienen que algunas de las televisiones autonómicas que ya emiten tampoco tienen el título que otorga Fomento, sin que el PP haya recurrido su gestión.

La controversia por el canal autonómico ha abierto asimismo un frente de batalla en el Gobierno regional, integrado por cuatro consejeros del PP y 10 de Coalición Canaria. Los nacionalistas han considerado la presentación del recurso como una afrenta injustificable, por lo que esperarán a su resolución para, en función del resultado, estudiar un endurecimiento de su estrategia de apoyo al PP en el Parlamento. Para el PSOE, la postura del PP obedece a una muestra de "esquizofrenia". El secretario de organización del PSOE canario, Antonio Márquez, llegó a afirmar ayer que el PP retirará el recurso si la gestión de la cadena "se adjudica a una empresa amiga del PP".

En todo caso, la solución llegará en septiembre, puesto que el recurso se ha presentado por la vía ordinaria, y agosto es un mes inhábil a efectos jurídicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de agosto de 1998