Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marqués afirma que recurrirá ante los tribunales su suspensión en el PP

Sergio Marqués, el presidente del Principado de Asturias sancionado con ocho años de suspensión del Partido Popular tras su enfrentamiento con el vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, anunció ayer en Avilés que recurrirá el expediente ante los tribunales porque no está de acuerdo "con ninguno de sus aspectos". Afirma que él se sigue considerando del PP y confía en que ese partido gane las autonómicas. Y no descarta la reconciliación "porque en política no hay nada imposible".

El presidente del Principado anunció ayer en Avilés su intención de recurrir ante los tribunales ordinarios la resolución del expediente abierto contra él por el Partido Popular que le sanciona con ocho años de suspensión de militancia. "Vivir en un Estado de derecho quiere decir que los tribunales tienen el derecho de revisar las actuaciones", argumentó. Marqués no adelantó cuáles serán sus alegaciones y matizó que no presentará el recurso antes de septiembre. El pasado junio, el presidente asturiano también anunció que recurriría ante los tribunales su expulsión del grupo parlamentario popular en el Parlamento autonómico sin que, hasta ahora, haya constancia de aquel recurso.Marqués, en todo caso, no descarta la reconciliación con la dirección nacional del PP. Considera que "en política no hay nada imposible" y que "el político que ponga la palabra imposible en su vocabulario ni es un político ni merece la pena escucharle".

Como muestra de su disponibilidad a esa reconciliación, Marqués afirma que él, pese a la sanción de ocho años, sigue considerándose del PP. "Yo sigo dentro del PP y mi ánimo es conseguir que sea el PP el que proyecte su filosofía y modo de entender el desarrollo de la sociedad", afirmó.

Mercedes Fernández, diputada nacional del PP, presidenta de la junta local de Gijón y portavoz adjunta del partido en el Congreso de los Diputados, no cree que en el ánimo de Marqués esté que el PP gane las próximas elecciones sino todo lo contrario. Fernández, mano derecha de Álvarez Cascos en Asturias, acusa a Marqués de estar aliado con el alcalde de Gijón y candidato socialista a las próximas autonómicas, Vicente Álvarez Areces, para "acorralar" y "destruir" al PP. Mercedes Fernández anunció ayer en Gijón una ofensiva a partir de octubre para paliar los efectos negativos de la ruptura entre el PP y el ejecutivo autonómico asturiano.

Marqués visitó en Avilés las obras del estadio de fútbol acompañado por el alcalde de la ciudad y el presidente de la cofradía de pescadores. Tras anunciar que se va de vacaciones hasta el día 24, reiteró su decisión de no dimitir como le exige la dirección nacional del PP. "He dicho que he firmado un contrato con el pueblo asturiano de cuatro años y yo cumplo los contratos".

Menos rotundo respondió a cuáles pueden ser las consecuencias de la previsible salida de Francisco Álvarez Cascos de la secretaría general del PP. "El tiempo lo irá desvelando", se limitó a decir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de agosto de 1998

Más información

  • El presidente del Principado no descarta reconciliarse con el partido