Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas en Teulada por no prever la contaminación del agua potable

En Teulada, un pueblo de La Marina Alta que vive del turismo, nadie quiere alertar a los visitantes, pero lo cierto es que desde el pasado 5 de agosto el 30% de las urbanizaciones de la localidad carece de agua potable. Para el PSPV, en la oposición municipal, y la Coordinadora Ciudadanos por Moraira, las filtraciones que han adultarado el agua "no son producto de un accidente", y aseguran que era "previsible que ocurriera" por la presencia de focos contaminantes cerca del pozo de abastecimiento.

Un análisis de Sanidad detectó a principios de mes que el pozo situado en el pueblo de Senija, y que suministra a parte de la población de Teulada, estaba contaminado con amonio. Una sustancia de procedencia industrial, que según el Ayuntamiento "no es tóxica", aunque convierte el agua en no apta para el consumo. El Ayuntamiento cerró en un primer momento el pozo contaminado que abastece a un 50% de la población del Consorcio de Aguas de Teulada y Benitatxell. Durante unos días, la población sufrió restricciones en el suministro varias horas al día, aunque todos los ciudadanos recibían agua potable procedente de otros pozos. El municipio autorizó días después el suministro de agua no potable, con el consentimiento de la Consejería de Sanidad, e inició una campaña de información (inserción de anuncios en prensa, radio y buzoneo de folletos explicativos en varios idiomas) para advertir a los vecinos que "en ningún caso" debían consumir el agua para beber o cocinar. El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Antonio Morell, criticó ayer la dejadez del equipo de gobierno municipal del PP en materia sanitaria "porque en 1994 ya sufrimos una contaminación similar, y desde entonces no se ha hecho nada". Morell precisó que en las proximidades del pozo que suministra el agua a la localidad se vierten tanto las aguas residuales de Senija, que no dispondrá de depuradora hasta el 2001, como las de una lavandería industrial. "No sabemos quién es el responsable del vertido, pero lo cierto es que si su procedencia es industrial se debería analizar los residuos de la lavandería, ya que no hay muchas industrias en la zona", explicó Morell. El edil socialista recordó que el PP lleva cuatro legislaturas en el poder en Teulada "y en todo este tiempo no ha solucionado el problema de los vertidos". No obstante, para tranquilizar a la población, en especial a los turistas, Morell aseguró que los niveles de contaminación están remitiendo "y todo parece indicar que volveremos a la normalidad en un corto espacio de tiempo". Escasa información El colectivo Ciudadanos por Moraira acusó al gobierno municipal de no informar suficientemente a los ciudadanos ni del origen, ni de las medidas que se han adoptado para atajar la contaminación. El portavoz de esta asociación, José Luis Valentín, recordó al PP, al igual que el grupo socialista, que la localidad ya sufrió un problema similar hace unos años. "Alguien nos tiene que explicar si desde entonces estamos bebiendo agua no potable, porque si es así habrá que depurar responsabilidades", dijo. El concejal de Servicios Generales y responsable del Consorcio de Aguas Teulada-Benitatxell, Bernardo Font Valles, del PP, aseguró que los técnicos trabajan "a marchas forzadas" para neutralizar el amonio, aunque no pudo precisar cuándo se restablecerá el servicio de agua potable. El hecho de que el vertido contaminante sea de origen industrial dificulta, según Font, las tareas de saneamiento. "Si fuera de procedencia orgánica, podría neutralizarse su efecto por un procedimiento de cloración". El concejal precisó que "por lógica, el vertido debe de proceder de la depuradora", aunque matizó que hasta que no concluyan las investigaciones no podrá saberse de dónde procede el foco de contaminación. El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Alicante investiga el caso tras recibir, el pasado 5 de agosto, una denuncia del Consorcio de Aguas de Teulada-Benitatxell. Los agentes han encargado el análisis de varias muestras de agua para determinar la naturaleza del vertido. La Consejería de Medio Ambiente también ha abierto una investigación para aclarar las causas de la contaminación del agua del pozo de la Senija.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de agosto de 1998

Más información

  • Los vecinos de Moraira alertan que hace años hubo un precedente