Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sampaio y Chaves abordan en Lisboa la necesidad de "recuperar terreno" en la Agenda 2000

,El presidente de la República portuguesa, Jorge Sampaio, y el jefe del Ejecutivo andaluz, Manuel Chaves, abordaron ayer en Lisboa la necesidad de que los países periféricos de la Unión Europea "recuperen terreno" en la Agenda 2000, el próximo marco de financiación de la UE. En la reunión entre los dos dirigentes socialistas, calificada de "amable y agradable" por Chaves, quedó clara la preocupación por el hecho de que la ampliación de la UE a los países del Este pueda perjudicar a los intereses de los países periféricos, principalmente España y Portugal.

Chaves y Sampaio se reunieron ayer durante 40 minutos en el Palacio de Belén, la sede de la presidencia de la República portuguesa. En la visita institucional del presidente andaluz, ambos dirigentes trataron, además del peligro de que los países periféricos pierdan relevancia en la UE si ésta se amplía al Este, el proceso de regionalización que está viviendo Portugal y los proyectos que Andalucía tiene en común con la zona de El Algarve portugués. Chaves, después de la reunión, subrayó la coincidencia ideológica que le une con el jefe del Estado portugués, también socialista. El presidente andaluz explicó a Sampaio su intención de que representantes de El Algarve participen en la Fundación Tres Culturas, recientemente creada y en la que participan la Junta de Andalucía y Marruecos. Chaves hizo hincapié en la conveniencia de que esta zona del sur de Portugal se sume a los acuerdos con el país norteafricano. "Andalucía y El Algarve comparten los problemas y también debería compartirse la responsabilidad", afirmó Chaves. Regionalización Asimismo, ambos dirigentes hablaron del proceso de regionalización que está viviendo Portugal y que puede terminar con la celebración de un referéndum en los próximos meses. Portugal es un país municipalista y el proyecto es constituir ocho regiones, hecho que ha provocado la división de la sociedad. La derecha portuguesa se opone a este plan y entre los socialistas hay voces que lo apoyan y otras que lo rechazan, entre otras la del ex presidente Mario Soares. Sampaio preguntó a Chaves por el modelo español y su desarrollo actual. Tras la reunión, el presidente andaluz destacó que los modelos de cada país son muy diferentes y en absoluto extrapolables. Con esta visita, Chaves cerró su visita oficial a Lisboa, donde el lunes se celebró el Día de Andalucía en la Exposición que se celebra en la capital portuguesa. Ayer mismo, la consejera de Cultura, Carmen Calvo, presentó el Museo Picasso en Lisboa y el presidente de la Diputación de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, los Mundiales de Atletismo de 1999. Por otra parte, la nueva estrategia del Gobierno andaluz, que pretende aparcar de momento sus principales reivindicaciones, para, de esta manera, llegar a acuerdos con el Ejecutivo central sobre otras materias, sobre todo en inversiones, no convence al PP andaluz. Su secretario general en Andalucía, Juan Ojeda, aseguró ayer que la propuesta de Chaves es "un farol" y que su objetivo es continuar con la "confrontación", informa Efe. Chaves, en un acto en el que se presentaba un libro sobre la Exposición Universal de Sevilla de 1992, defendió la sinceridad de su propuesta y desdeñó las críticas del secretario general del PP: "Yo he hecho un oferta sincera, como siempre. Lo que diga Ojeda no tiene ninguna importancia porque lo que importa es lo que diga el Gobierno central". Dijo que su oferta al Ejecutivo de José María Aznar la formalizará próximamente por carta o telefónicamente. El presidente andaluz volvió a reiterar que su renuncia a reclamar la deuda histórica, el reconocimiento del censo o cambios en el sistema de financiación es sólo temporal con el fin de obtener otras partidas a cambio, en concreto inversiones para 1999. Sostuvo que el Gobierno central no ha dado "un paso para solucionar" las principales reivindicaciones de la Junta en los dos últimos años y que su actitud "ha sido intransigente". Además lanzó un reto a los populares andaluces: "Vamos a ver si el PP está en disposición del diálogo y no en situación de enfrentamiento o de levantar muros. Espero que el PP andaluz no ponga chinitas en el engranaje o arena en las cadenas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de agosto de 1998

Más información

  • El presidente andaluz subraya que su propuesta de negociación a Aznar "es sincera"