Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La vergüenza nacional

Los usuarios de la carretera nacional 340 a su paso por el Baix Llobregat (Barcelona), entre L"Ordal y Cuatre Camins, estamos hartos de soportar diariamente colas interminables desde primera hora de la mañana hasta el anochecer. Hartos de vivir en pueblos denigrados por un tráfico incesante, que nos divide sin sentido y coarta nuestros movimientos. Hartos de padecer trágicos accidentes en pleno casco urbano. Hartos de ser usuarios de una pobre y tortuosa carretera de carril único por cada sentido de circulación y de envidiar una carretera digna, como la misma N-340 en la mayor parte de sus más de 1.200 kilómetros. Hartos de que tal vez intereses privados (peaje de Martorell, peaje Pasa a la página siguiente Viene de la página anterior del Garraf) puedan primar sobre intereses públicos. Hartos de promesas incumplidas. Hartos de tácticas dilatorias de los ministerios.Desde hace más de 15 años existe el proyecto de construir variantes en Vallirana y Cervelló hasta la autovía del Baix Llobregat (otra que tal). Y ahí andamos. Hace seis años, seis, las movilizaciones vecinales forzaron la construcción de un tercer carril en un tramo de unos 1.000 metros, que debía aligerar el tránsito hasta la inauguración de las variantes, cuya construcción iba a iniciarse de forma inmediata. A los tres meses, el colapso volvía a ser total. Y de las variantes, por supuesto, no se ha construido un solo palmo.

Pero la gente vuelve a mover-se. Y vuelven las asambleas. Y los carteles en los coches: "Prou cues N-340!" ("¡Basta de colas N-340!"). Y las pancartas y pintadas: "Volem la variant ja!" ("¡Queremos la variante ya!"). Y han tenido que volver las manifestaciones, mal que nos pese, porque es el único discurso que entienden quienes pueden solucionarlo. Y nos sabe mal si ello causa inconvenientes a quienes, sin culpa alguna, intentan desplazarse; como nos sabe mal tener que perder nuestro tiempo libre reivindicando, en lugar de disfrutar del tan cacareado Estado de bienestar.

Por todo ello exigimos soluciones inmediatas y la construcción de las variantes de Cervelló y Vallirana de la carretera vergüenza nacional N-340 ya.- .

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción