Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Expo 98 intenta salvar la discreta afluencia de público con recitales de rock

La muestra lisboeta ha recibido tres millones de visitantes, la mitad de los previstos

La Expo 98 de Lisboa ha decidido impulsar seriamente la organización de espectáculos nocturnos para salvar su discreta afluencia de público, una vez sobrepasado el ecuador de la muestra, abierta el 20 de mayo y que concluirá el 30 de septiembre. Tras una quincena de música iberoamericana los organizadores de la Expo tienen previsto para agosto los conciertos de Ringo Starr, Joe Cocker, David Byrne o el colombiano Carlos Vives. La muestra portuguesa sólo ha recibido hasta ahora tres millones de visitantes, algo menos de la mitad de los previstos inicialmente.

MÁS INFORMACIÓN

Los números no mienten y han demostrado una asistencia de público muy alejada de las previsiones de la organización. Al concluirse sus dos primeros meses de fiesta, la cifra de visitantes superó ligeramente los tres millones de visitantes cuando debía haber alcanzado bastante más del doble. La organización tenía previsto una asistencia total de 15 millones de visitas y, tras este balance, ha rebajado sus previsiones a los nueve millones. La Exposición Universal de Sevilla, con la que gustan de compararse algunos administradores de la muestra, alcanzó dos millones de visitas la primera semana, más de ocho millones el primer mes y cerca de 43 millones en el cómputo total.Ante esta situación, los responsables de la Expo de Lisboa han decidido apostar por la movida nocturna para compensar las cifras de estos dos primeros meses. En primer lugar, decidieron reducir el precio de las entradas después de las ocho de la tarde, recientemente organizaron una ambiciosa quincena de música iberoamericana y ahora preparan una nueva oleada de espectáculos hasta el fin de la muestra. Para el mes de agosto está prevista, entre otros, la llegada de Joe Cocker (día 6), Cesária Evora, Marisa Montes y Dulce Pontes (7), Ringo Starr (18) con Peter Frampton, Gary Brooker (ex teclista y vocalista de los Procom Harum) y Jack Bruce (bajista y vocalista de los Cream de Eric Clapton), el portugués Luís Represas (19 y 20), el colombiano Carlos Vives (23) tras su aplazado concierto del día 5 de junio por problemas técnicos de la muestra, o David Byrne (29). Asimismo, los organizadores están últimando también los conciertos para el mes de septiembre, entre los que ya se encuentran, al menos apalabrados, Dulce Pontes, Rubén Blades, Pedro Abrunhosa, el ballet de Joaquín Cortés (recientemente contratado), Salif Keita, los portugueses GNR y Delfins, y la clausura a cargo de Lou Reed.

Sala nocturna de baile

Por otro lado, los responsables de la muestra inaugurarán en breve la sala Tropicana, un espacio abierto al borde del río Tajo donde se podrán escuchar y bailar los ritmos calientes de la música latina y, especialmente, la cubana. Los organizadores confían en el éxito de esta nueva sala nocturna que, a su juicio, liberará de público otras áreas del recinto y aumentará la afluencia de visitantes durante las noches de agosto, probablemente menos concurridas por los portugueses en su mes de vacaciones.Según los datos de la organización a través de diversas encuestas, los visitantes consideran "lo mejor de la Expo" el ambiente general, la arquitectura y el teleférico, mientras "lo peor" son las largas colas, el precio de la comida y bebida y la falta de espacios a la sombra.Los pabellones temáticos más visitados son el Oceanario, el de la Utopía y la Realidad Virtual, mientras un grupo importante de turistas critica duramente el contenido de muchos pabellones de los países participantes que, en su opinión, son "un simple rastro de artesanía y una repetida feria de vídeos sobre los océanos", el tema monográfico de la exposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de agosto de 1998