La campaña municipal de seguridad vial acaba con más heridos y menos denuncias

La campaña municipal de prevención de la siniestralidad vial se ha estrellado con las cifras. La iniciativa, ideada por la Policía Municipal en octubre pasado para atajar la rampante cifra de accidentes de tráfico, ha cumplido este año su primer tramo con un suspenso: los accidentes han aumentado entre noviembre y junio un 3% (de 12.594 a 12.971) respecto al mismo periodo anterior, mientras que las denuncias por las infracciones de tráfico más peligrosas, uno de los puntos fuertes de la campaña, han descendido un 49% (de 190.522 a 96.045).El concejal socialista Eugenio Morales atribuye este fracaso a la política municipal del PP favorable a los coches y que ha propiciado un aumento constante de la circulación. "Hay una evidente falta de eficacia en el Gobierno municipal. Ponen en marcha un plan para reducir los accidentes, pero acaban rebajando la presión contra los infractores. El resultado es un aumento de accidentes y una ciudad tomada por los coches", señaló Morales.

La campaña de prevención se materializó a mediados de octubre de 1997 en una orden del entonces jefe de la Policía Municipal, Pedro Cabrero, que reconocía el "notable incremento" de accidentes y la necesidad de establecer medidas urgentes.

PASA A LA PÁGINA 4

Movilización de efectivos

Las denuncias contra infracciones peligrosas bajan un 23% pese a la campaña antiaccidentes

Los heridos, según las citadas estadísticas, pasaron de 7.609 a 8.077 (aumento del 6,15%); los atropellos, de 1.161 a 1.229 (5,86%); las colisiones, de 5.658 a 5.991 (5,89%), y los vuelcos, de 71 a 102 (43%).Para el concejal socialista Eugenio Morales, este resultado de la campaña constituye una demostración del "fracaso conceptual" del PP en el diseño de la ciudad. "El problema trasciende al concejal de Policía Municipal. Es una cuestión de todo un partido, que ha propiciado una política de urbanismo e infraestructuras dirigida a favorecer por encima de todo al automóvil. Es la apoteosis de una cultura del coche que ya fue superada en otros países en los años setenta. Pero el PP sigue ahí enquistado y todo lo dirige a mejorar la circulación, a aumentar la velocidad, a reducir los semáforos", explicó Morales.

El concejal también atribuyó el descenso en las denuncias a una "cierta apatía" en la Policía Municipal. "Para la preparación de la campaña se reunió la cúpula policial, pero luego ha podido más la falta de efectivos y la desmotivación que sufrían los agentes", añadió Morales.

Este periódico trató, sin éxito, de recabar la versión de la Policía Municipal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jan Martínez Ahrens

Director de EL PAÍS-América. Fue director adjunto en Madrid y corresponsal jefe en EE UU y México. En 2017, el Club de Prensa Internacional le dio el premio al mejor corresponsal. Participó en Wikileaks, Los papeles de Guantánamo y Chinaleaks. Ldo. en Filosofía, máster en Periodismo y PDD por el IESE, fue alumno de García Márquez en FNPI.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS