Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP no cree ético ni moral que González defienda a Barrionuevo

El PP cree que el ex presidente del Gobierno Felipe González tiene una "incompatibilidad ética y moral" para participar en la defensa del ex ministro José Barrionuevo en los recursos que él y el ex director general para la Seguridad del Estado Rafael Vera presentarán ante el Tribunal Constitucional contra la sentencia del caso Marey. IU y el PNV rechazaron la decisión del ex presidente, al igual que hizo la Asociación de Fiscales.

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Manuel Núñez, afirmó ayer que "quien ha participado en el nombramiento de magistrados del Tribunal Supremo como presidente del Gobierno, así como en la designación y negociación de éstos por parte de su Grupo Parlamentario no parece que pueda ahora participar como abogado", en referencia a González.Este dirigente del PP se refería al procedimiento de designación de los miembros del Tribunal Constitucional, que. corresponde por completo a los partidos políticos a través de los grupos parlamentarios. Cada formación logra sentar en ese órgano a los jueces, magistrados y juristas que estima oportuno en virtud de su representación. El PP y el PSOE tienen la máxima capacidad de propuesta, seguidos por IU, CiU y PNV.

Esta forma de reparto es la que permite al portavoz adjunto del PP Manuel Núñez considerar la decisión de González como "inaudita" y "muy grave", ya que "pone en cuestión la independencia del poder judicial" y puede levantar las sospechas de que su figura sea una forma de presionar al tribunal.

El portavoz del Grupo Popular hizo estas declaraciones tras la noticia adelantada ayer por este periódico sobre las intenciones del ex presidente Felipe González de participar como abogado en la defensa del recurso que Barrionuevo y Vera presentarán ante el Tribunal Constitucional y, si llega el caso, ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Las reacciones a esta noticia no llegaron sólo desde el PP. Pedro Antonio Ríos, portavoz adjunto de IU, acusó a González de querer ejercer "más como abogado presionador que como defensor". Ríos criticó el "afán" del ex presidente del Gobierno de "politizar y abusar de un tribunal ya politizado por su propio partido". Willy Meyer, portavoz de Interior de esta coalición, cree que González da una imagen "patética" y le acusó de estar manteniendo "actitudes bonapartistas".

Iñaki Anasagasti, portavoz del PNV en el Congreso, considera "anómalo" el comportamiento de Felipe González de asumir la defensa legal de Barrionuevo y Vera, ya que "siempre se negó a investigar el tema GAL y ahora, cuando hay una sentencia, asume ese protagonismo y se pone a la cabeza de la manifestación". Anasagasti cree que el ex presidente del Gobierno ha adoptado esa decisión "para enviar un mensaje a su partido de que acata la sentencia, pero pelea, y eso siempre queda bien".

Varias asociaciones de jueces y fiscales reaccionaron también a la noticia. José Luis Requero, portavoz de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, mayoritaria en la carrera, dijo ayer que espera que la decisión de González, que considera válida formalmente, sea también válida "jurídicamente" y no una "una mera defensa formal de firmar un escrito que ha redactado otro".

Respetable decisión

María Tardón, portavoz de la asociación de jueces Francisco de Vitoria, considera la decisión de González de "respetable" ya que, para Tardón, políticamente se pueden hacer muchas lecturas, pero jurídicamente la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Marey "no afecta en nada a Felipe González".El presidente de la Asociación de Fiscales, Miguel Colmenero, criticó la colegiación de González para defender a Barrionuevo y Vera porque "no contribuye a normalizar la situación" creada tras la sentencia del caso Marey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de agosto de 1998

Más información

  • IU tilda al ex presidente de abogado presionador