Pontedeume acogerá la biblioteca filosófica Carlos Gurméndez

El alcalde de Pontedeume, Belarmino Freire ha manifestado su voluntad de aceptar la donación de los 4.000 libros de la biblioteca del filósofo fallecido de las manos de su viuda Emilia Patiño, para crear en la localidad un Centro de Documentación Filosófica que llevará el nombre de Carlos Gurméndez y será instalado en un chalé construido a principios de siglo en el centro histórico de la vida eumesa. El edificio está siendo rehabilitado por los alumnos de una escuela taller.El rector de la Universidad de A Coruña, Meilán Gil clausuró el viernes en la localidad de Pontedeume el primer curso de Pensamiento Español Contemporáneo que este año ha estado dedicado a la obra del filósofo, escritor y periodista de EL PAÍS, Carlos Gurméndez, fallecido en 1997 a los 80 años.

En el último día, el curso se dedicó a analizar la obra periodística de Carlos Gurméndez. Jerónimo Gonzalo disertó sobre su trabajo en EL PAÍS desde su fundación en 1976 y la comparó con la de Albert Camus en el periódico francés Combat. Germán Castro, director de la revista Ferrol-Análisis expuso la aportación de Gurméndez a la cultura de Galicia por medio de sus artículos en el periódico La Voz de Galicia, 52 de los cuales han sido recogidos en un libro, editado con motivo del curso.

Ética y estética

El jueves, José Luis Tasset, catedrático de Filosofía Moral en la Universidad de A Coruña, presentó la ponencia Ética y estética de las pasiones en la que explicó la relación dialéctica de éstas con la razón, según lo expuesto por Carlos Gurméndez en su libro Tratado de las pasiones, obra central de su doctrina filosófica. Frente a los fallos que ha tenido la teoría progresista derivada de la Ilustración, Tasset propuso más Ilustración, ya que no se pueden remediar los defectos de la inteligencia con falta de inteligencia.Esperanza Guissán, catedrática de Filosofía de la Universidad de Santiago y directora de la revista Telos, habló del amor y el desamor en la obra de Carlos Gurméndez con un repaso sistemático a sus conceptos de amor propio, amor a la pareja (amor dual), amor a los hijos o al grupo (amor gremial) y amor a la humanidad y al resto de seres vivos (amor universal). Acabó defendiendo este último tipo de amor al que hay que tender con la razón, para lograr la fraternidad universal y criticó a todo lo que socava los amores, consecuencia de dar más importancia a las cosas que a las personas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS