Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PLAYA

Torrenueva, ganada al mar

Los dos kilómetros de longitud de la playa de Torrenueva han sido, en gran parte, fruto del empeño de los vecinos, turistas y autoridades del municipio anejo a Motril. Durante varios años se vertieron toneladas de arena para aumentar su anchura y conformar la actual playa. La mayor parte de los bañistas procede de Granada, aunque durante mucho tiempo ha sido uno de los destinos de vacaciones preferidos por los jienenses. El ambiente es eminentemente familiar y los chiringuitos y restaurantes del paseo marítimo contribuyen a animarlo.AGUA Sin residuos. El Servicio Andaluz de Salud realiza un control semanal del estado de las aguas con resultados satisfactorios. Además, un barco recoge diariamente los residuos flotantes.

ARENA Importada. La arena gruesa de color grisáceo que caracteriza a esta playa ha sido, en su mayor parte, traída con camiones desde otras zonas costeras. Un camión se encarga de su limpieza diaria. I

NSTALACIONES Adaptadas. Cumple con todos los requisitos, como rampas de acceso, para personas con minusvalías físicas. Además, cuenta con 85 papeleras y 10 duchas.Sin embargo, carece de servicios públicos.

SERVICIOS DE URGENCIA Dobles. Existe una torreta de Protección Civil y una caseta de la Cruz Roja, con sus correspondientes ambulancias, lanchas de rescate y servicios sanitarios, preparadas para atender cualquier urgencia que pueda surgir.

LA TAPA

El Faro Sin lugar a dudas es la mejor barra de tapas de Cádiz. Gonzalo Córdoba, su propietario, Premio Nacional de Gastronomía 1995, ha querido añadir a su ya archiconocido restaurante, una fastuosa y gran barra, donde además de una variada y extensa carta de tapas, se pueden degustar todas las magníficas creaciones que se sirven en el comedor, y en pequeñas dosis. : ø Dirección: San Félix, 15. Cádiz. Teléfono: 956 21 10 68. Abre todos los días de 13.00 a 16.30 y de 21.00 a 24.30.

EL PLATO

Arroz con gambas de Málaga Este aromático arroz seco lleva ajo a mansalva, pero si el refrito se elabora bien la digestión no resulta pesada ni para los más sensibles a este bulbo bendito, porque al freírse lentamente se elimina la sustancia dañina para el estómago.: Q Preparación: Lleva ½ kilo de arroz, ¼ de kilo de gambitas de Málaga, una cabeza de ajo, perejil, una cucharilla de pimentón, dos guindillas y aceite de oliva. Se cubre el fondo de una paella con aceite, se pone a calentar y antes de que se arrebate, se ponen a freir los dientes de ajo muy picados. Se dejan a fuego lento hasta que estén dorados y crujientes. Se aparta la paella del fuego y se echa el pimentón, la guindilla y el perejil picado. Las gambas se pelan y se ponen a cocer las cáscaras y cabezas en una olla con el agua en la que se va a cocer el arroz -para el arroz seco se usa el doble de agua que de arroz-. Se rehoga el arroz en la paella, se echa el agua ya colada con la sal que necesite y cuando apenas quede líquido se añaden las gambas crudas, se deja dos minutos y se reposa.

MAÑANA: Playa de Butibamba en Mijas, Málaga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 1998