_
_
_
_
GENTE

A LA ESPERA DE LA BALLENA

En Santander, quienes confiaban en poder contemplar, el próximo otoño, una exposición de la ballena varada y muerta en Oriñón (Cantabria) el pasado noviembre deberán esperar al próximo año. El Museo Marítimo del Cantábrico, que dirige el historiador José Luis Casado Soto, no ha logrado de la Consejería de Cultura los fondos solicitados para organizar la cuádruple muestra: junto al enorme cráneo del cetáceo, unos paneles sobre la situación de la especie en España, la historia de su caza emprendida por pescadores cántabros y vascos en el siglo XI y una representación de la mejor colección de estos animales. Mientras tanto, 200 piezas que forman el esqueleto del rorcual muerto en Oriñón (18 metros de longitud y 60 toneladas de peso) están siendo sometidas a limpieza. -

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_