Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mahuad encabeza las elecciones de Ecuador pese a las quejas de Noboa

Ecuador se sumió ayer en la confusión tras la difusión de las encuestas que daban como ganador de las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo al actual alcalde de Quito, Jamil Mahuad, por 2,4 puntos de diferencia sobre su rival, el empresario Álvaro Noboa, quien anoche lanzaba las primeras acusaciones de fraude. Los resultados definitivos no se conocerán hasta mañana, cuando el Tribunal Supremo Electoral haga oficial el recuento. Hasta entonces, sus responsables recomiendan calma a ambos candidatos.

"Por ahora, no hay una confirmación oficial", advirtió el vicepresidente del Tribunal, Eduardo Villaquirán, al recordarles que las proyecciones pueden tener un margen de error de hasta el 5%.Las empresas encuestadoras Market y Cedatos y el sondeo a pie de urna de la Asociación Ecuatoriana de Canales de Televisión (AECTV) dieron el triunfo al democristiano Mahuad por algo más del 53% de los votos, dejando en el segundo lugar al populista Noboa con algo más del 46%. Todas estas encuestas aseguraron que el alcalde de la capital superaría al multimillonario Noboa por unos siete puntos, pero las proyecciones de votos sobre datos reales parecen demostrar que se equivocaron. Una posterior proyección de AECTV aseguraba esta madrugada que, una vez contabilizados todos los sufragios. Mahuad había conseguido 2,24 millones de votos frente a los 2,14 millones de Noboa, lo que representaba en porcentajes una ventaja de 2,4 puntos para el alcalde de Quito.

Las versiones de las empresas encuestadoras provocaron también que el ex presidente Abadlá Bucaram, cuyo partido, el Roldosista Ecuatoriano, auspició la candidatura de Noboa, reconociese desde su exilio en Panamá el triunfo de Mahuad en declaraciones a la cadena CBS. Las declaraciones de Bucaram provocaron una confusión todavía mayor después de que el líder populista defenestrado desmintiera sus propias palabras. Las vertiginosas variaciones en los resultados de las encuestas hicieron variar, incluso, el ánimo de los dos contendientes -que al poco tiempo del cierre de los colegios se autoproclamaron vencedores-, de los comentaristas políticos y de los directores de las firmas de sondeos. Mahuad tuvo que admitir que la diferencia se acortaba mientras que Noboa insistía en que las encuestas le habían perjudicado, por lo que pidió un escrutinio "voto a voto". Noboa denunció que los resultados en su feudo de Guayaquil habían sido falseados, y sus simpatizantes se apresuraron a boicotear el recuento, lo que provocó enfrentamientos con sus rivales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de julio de 1998

Más información

  • El Tribunal Supremo Electoral pide calma a los dos candidatos