Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores niega que la OMS deba visar el "plan heroína"

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha enviado una carta a la Consejería de Asuntos Sociales en la que niega que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tenga que dar su visto bueno al plan de suministro controlado de heroína que pretende poner en práctica la Junta, en septiembre a ser posible. Esta afirmación contradice las afirmaciones anteriores del Gobierno, que puso como condición para autorizar el proyecto el que éste recibiera la visa del organismo internacional, con sede en Ginebra. La carta, firmada por Santiago Cabanas Ansorena, director general del gabinete del ministro de Exteriores, Abel Matutes, es la contestación del Gobierno a una misiva del consejero Isaías Pérez Saldaña en la que éste interrogaba sobre supuestas presiones del Gobierno español ante responsables de la OMS para que dificultara el plan heroína. La carta niega las presiones, pero precisa: "La única competencia que cabe a la OMS en el caso que nos ocupa [el proyecto de suministro controlado] es la de discutir si el uso de la heroína pudiera tener o no un carácter terapéutico, pero lo que en ningún caso puede hacer es pronunciarse ni influir sobre los planes sociales de tratamiento de toxicómanos que los gobiernos, en el marco de sus competencias, decidan adoptar". Pérez Saldaña recibe así en menos de una semana el segundo espaldarazo al programa de heroína, impulsado por el Comisionado Andaluz para las Drogas. El primero fue el informe del comité ético de investigación clínica del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, que certifica que el Programa experimental de Prescripción de Estupefacientes en Andalucía (Pepsa) cumple los requisitos exigidos a un plan de investigación y considera "justificados los riesgos y molestias previsibles" para los heroinómanos. El hospital, además, acepta que el ensayo sea realizado en sus instalaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de julio de 1998