Zedillo presenta un plan para Chiapas pero se niega a retirar el Ejército

En un intento por romper el estancamiento en el que ha caído el diálogo en Chiapas, el Gobierno mexicano de Ernesto Zedillo presentó en la noche del miércoles una propuesta de distensión que excluye la retirada de las fuerzas militares de la zona de conflicto. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), recuerda el Ejecutivo, tampoco ha retirado su declaración de guerra. El documento cierra así la puerta a una de las exigencias zapatistas, y ofrece en cambio una serie de medidas que pretenden propiciar la incorporación de la guerrilla a la vida política y la reconciliación de las divididas comunidades.La iniciativa gubernamental se produce en un contexto de incertidumbre, ya que el líder del EZLN, el subcomandante Marcos, parece haber desaparecido del mapa desde hace cuatro meses. Todos los llamamientos para reanudar los contactos, tanto de las instancias oficiales como del obispo Samuel Ruiz, han recibido el silencio por respuesta.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS