Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL JUICIO DEL 'CASO MAREY'

Una pistola en el palacio de la Moncloa

El ex presidente Felipe González dijo ayer ante la Sala que guardaba un recuerdo muy nítido de la primera reunión que tuvo, el 15 de marzo de 1984, con el entonces dirigente socialista Ricardo García Damborenea.Según relató González, en aquella primera cita, una vez que García Damborenea hubo accedido al interior de la sede de la Presidencia del Gobierno, el entonces secretario general de los socialistas vizcaínos "sacó una pistola y la puso encima de la mesa". García Damborenea quería demostrar con este "gesto", según explicó el entonces inquilino de La Moncloa, la falta de seguridad que había en la residencia oficial del presidente.

Naturalmente, agregó González, a partir de ese momento se colocaron los arcos de detección de metales y otros sistemas de seguridad en los accesos al palacio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de junio de 1998