Medio Ambiente ensaya en Almería el turismo geoambiental

Una incipiente modalidad de turismo, ligada a los recursos geológicos, tendrá en los espacios subdesérticos de Almería el escenario privilegiado para que la Consejería de Medio Ambiente ensaye su primer proyecto de turismo geoambiental. Animada por el éxito de la experiencia francesa, donde se registra un creciente flujo de visitantes a su red de reservas geológicas, la Junta de Andalucía ha apostado por el territorio del Levante almeriense para lanzar una oferta similar, en la que han colaborado grupos de investigadores de seis universidades españolas. El Karst en Yeso de Sorbas y el desierto de Tabernas, declarados parajes naturales, han atraído a un turismo científico, que va en aumento. El proyecto de Medio Ambiente pretende reforzar estos usos turístico y didáctico, a través de medidas divulgativas e interpretativas "de unos conocimientos especialmente complicados de explicar". De este modo, se han inventariado los recursos geológicos de los espacios naturales y se ha diseñado material para facilitar la comprensión de fenómenos geológicos y la historia de aprovechamientos mineros. La información sobre extracciones de minerales se incluirá en un museo geológico-minero, ubicado en Lucainena de las Torres, mientras que en Sorbas se abrirá un ecomuseo, especializado en fósiles, poblaciones prehistóricas y agricultura tradicional. Almería, según la Administración autonómica, es una especie de "museo de geología a cielo abierto", que cuenta con recursos singulares y excepcionales dentro del continente europeo, como el parque natural de Cabo de Gata-Níjar, el desierto de Tabernas o el Karst en Yeso de Sorbas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de junio de 1998.