Las muertes en las carreteras de Cádiz en el primer trimestre de 1998 aumentaron un 123%

Las cifras de víctimas mortales en accidentes de tráfico durante el primer trimestre de 1998 experimentaron un espectacular incremento en la provincia de Cádiz, en concreto un 123,53% respecto al mismo periodo del año anterior, según la información facilitada por el Gobierno al diputado socialista por Granada José Moratalla. Durante los tres primeros meses de este año perdieron la vida en las carreteras gaditanas 38 personas, frente a las 17 que perecieron en 1997. Este incremento disparó la media de fallecimientos en las carreteras andaluzas durante ese periodo respecto a la media nacional.

La fría constatación de las cifras facilitadas por el Congreso de los Diputados no revela las causas por las que Cádiz registró tal incremento de muertes. Sin embargo, enero, febrero y marzo fueron unos meses negros en lo que se refiere al tráfico rodado en esta provincia. Según informa el Gobierno, durante ese trimestre se registraron 26 accidentes con víctimas mortales en los cuales perecieron 38 personas. Estas cifras, comparadas con el primer trimestre del año anterior, revela un incremento estremecedor. En los tres primeros meses de 1997 la Dirección General de Tráfico constató sólo 16 accidentes con muertos en los que perecieron 17 personas. Eso supone que este año hubo diez accidentes y 21 fallecidos más. Cádiz se convirtió en este periodo en la provincia española comparativamente peor parada en las estadísticas de accidentes mortales. Precisamente en Cádiz, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha recomendado extremar la precaución a aquellos conductores que circulen por la provincia de Cádiz, a causa de los fuertes vientos de Levante que se están registrando en la zona desde ayer, informaron a Europa Press fuentes de la DGT. En concreto, las recomendaciones van dirigidas principalmente a motocicletas, camiones y vehículos con remolque que circulen por la carretera N-IV, a su paso por la capital gaditana, la N-340, entre Cádiz y Tarifa, y la A-381, en Alcalá de los Gazules. Las mismas fuentes explicaron que la situación de fuertes vientos de levante en la provincia de Cádiz, a su paso por las poblaciones mencionadas, se está registrando desde el pasado miércoles. La provincia de Sevilla, sin alcanzar los elevados porcentajes de Cádiz, tampoco le fue a la zaga. La información revela que durante ese trimestre los muertos en accidentes de tráfico fueron 33, un 43.48% más que un año antes. Los accidentes aumentaron un porcentaje similar, un 55.56%. La tercera población andaluza en incremento de muertes fue Córdoba. En concreto, durante el mismo periodo perecieron 14 personas en otros tantos accidentes con víctimas mortales, lo que supone un aumento del 16.67%. Curiosamente, la provincia de Málaga registró el mismo número de percances y fallecidos, 18 y 20, respectivamente, en los dos años comparados. En el resto de las provincias de la comunidad autónoma las cifras descendieron. Jaén fue la más afortunada, pues durante el periodo analizado fallecieron diez personas, seis menos que en 1997. Los accidentes también registraron una disminución del 28.57%. En la provincia onubense, por su lado, también disminuyeron los decesos en las carreteras, en concreto un 10%, igual que en Almería, un 16.67%. La información facilitada por el Gobierno a José Moratalla respecto a Granada es la más completa y demuestra que si bien disminuyeron las víctimas mortales hubo más percances y personas heridas. En concreto, en el periodo aludido de 1998 hubo 334 accidentes en los que trece personas resultaron muertas, 183 sufrieron heridas graves y 328 lesiones de menos importancia. En el primer trimestre de 1997 hubo 313 accidentes y diez fallecidos, pero los heridos de gravedad fueron 146 y los leves 323.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de junio de 1998.