Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno estudia presentar un recurso de inconstitucionalidad a la ley vasca del deporte

El proyecto de ley vasca del deporte, una de cuyas pretensiones es promover la participación de una selección de fútbol vasca, al margen de la española, en competiciones internacionales, ha caído como un jarro de agua fría en el Gobierno. Más aún cuando se aprobó en el Parlamento vasco con el apoyo decisivo de HB. El Gobierno estudiará presentar un recurso de inconstitucionalidad contra esa ley. El ministro de Administraciones Públicas, Mariano Rajoy, dijo que se estudia el recurso en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, pero aclaró que se presentará "por razones jurídicas".

Al Gobierno no le ha gustado nada el proyecto de ley vasca del deporte, aprobado el jueves en el Parlamento autonómico, ni por su contenido ni por las alianzas que se han constituido para sacarlo adelante. El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Rodríguez, cree "un error aprobar una ley con HB". "Con HB, con los esclavos de ETA, no se va ni a jugar al fútbol, subrayó Rodríguez para mostrar la descalificación del Ejecutivo a un proyecto aprobado con el apoyo decisivo de HB a los otros dos partidos nacionalistas y a IU.Tanto el Gobierno como el PSOE ven en esta alianza de todos los partidos nacionalistas, con HB incluida, un potente riesgo en la configuración política del País Vasco. De hecho, es la primera vez que se divide el Ejecutivo tripartito vasco en una votación parlamentaria. En la reunión mantenida el miércoles de la pasada semana en el Ministerio del Interior, en la que participaron Jaime Mayor y una delegación socialista al máximo nivel, se barajó este acuerdo como un síntoma del riesgo de que la actual mayoría, formada por nacionalistas y no nacionalistas, sea sustituida por otra de todo el bloque nacionalista con IU.

El ministro de Administraciones Públicas, Mariano Rajoy, destacó: "Cuando una ley viene aprobada con el apoyo de HB es un mal asunto". Pero insistió en que si el Gobierno opta finalmente por presentar el recurso, lo hará con "argumentos jurídicos". Rajoy prometió un "estudio sereno e imparcial" del proyecto antes de decidir la presentación del recurso. También dijo que lo haría "con calma". Dispone de tres meses de plazo para ello, aunque adelantó que tenía "impresiones e intuiciones" sobre dicha ley.

Aunque el ministro rehuyó dar más pistas sobre el posible recurso, dijo que el Ejecutivo actuará con imparcialidad. Recordó que ya había presentado otros recursos contra proyectos de comunidades gobernadas por el PP.

Miguel Ángel Rodríguez fue más tajante. Suscribió lo que dijo hace un año sobre el asunto. "La participación de selecciones autonómicas de fútbol en competiciones internacionales sólo serviría para acabar con la selección española y con la Liga Nacional y al final todos terminaríamos jugando a canicas". El portavoz de CiU en el Congreso para asuntos deportivos se apresuró a pedir a Rodríguez que sea más "respetuoso" en sus manifestaciones.

Por otra parte, el portavoz del Gobierno negó que se haya excluido a José Barea de la Comisión de Política de Gasto porque, dijo, "no está en ella". Según Rodríguez, Barea sólo participó a la de 1997 "como asistente". El propio Barea declinó ayer en Barcelona hacer declaraciones sobre su exclusión este año de esa comisión que prepara el presupuesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de junio de 1998

Más información

  • El portavoz del Ejecutivo dice que "con HB, los esclavos de ETA, no se va ni a jugar al fútbol"