La Generalitat lanza una oficina para la "sociedad de la información"

Jordi Pujol está "más preocupado por los temas de dentro de unos años, que por los de hoy o pasado mañana". "En la Generalitat ya tenemos la mente puesta en la próxima legislatura", declaró el presidente catalán, exhibiendo una confianza absoluta en que ganará las próximas elecciones autonómicas, durante el acto de presentación pública del Comisionado para la Sociedad de la Información, cargo que ocupará el hasta ahora secretario general de Industria, Miquel Puig.

Pujol, que considera que el futuro de Cataluña pasa necesariamente por un control puntero de las nuevas tecnologías, afirmó que había que "conectar a Internet los hogares, la administración, el comercio, las escuelas, la sanidad y los servicios culturales". Tanto Pujol como Miquel Puig vincularon la sociedad de la información (informática, telecomunicaciones y audiovisuales) con la supervivencia de la lengua y la cultura catalanas. "El idioma catalán debe estar presente en Internet, y debe poder utilizarse cuando, en un futuro próximo, hablemos con nuestro ordenador, nuestro coche o nuestra nevera para darles instrucciones", manifestó Puig. "Si no se desarrollan programas en catalán, para entrar en casa tendremos que decir ábrete, puerta en castellano", añadió. Pujol subrayó, por su parte, que países como Holanda habían tomado ya iniciativas similares a la emprendida ayer por la Generalitat, para conseguir que su lengua, minoritaria como la catalana, no quedara al margen de las nuevas tecnologías, engullida por el inglés. "El primer paso es conectar las escuelas a las redes informáticas. Pero también es imprescindible que, cuando nuestros estudiantes busquen materias históricas en Internet, aparezca Jaume I", comentó el presidente de la Generalitat, quien se fijó como objetivo para la próxima legislatura "convertir Cataluña en una sociedad del conocimiento y de la información". El nuevo Comisionado, que dependerá de Presidencia y coordinará organismos ya existentes como el Centre Informàtic o el Centre de Telecomunicacions, anunció que sus objetivos fundamentales eran impulsar la creación de infraestructuras de informática y telecomunicaciones y fomentar la educación en estos ámbitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de junio de 1998.