Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Redondo replica a Anasagasti y le llama "matón de taberna"

El secretario general del PSE y candidato a lehendakari para las próximas elecciones autonómicas, Nicolás Redondo, respondió ayer a Iñaki Anasagasti llamándole "matón de taberna". Redondo criticó con dureza la insistencia del portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados en relacionarle con el ex secretario del PSE de Vizcaya Ricardo García Damborenea, ahora uno de los procesados por el secuestro de Segundo Marey, la primera acción de los GAL. El responsable socialista achacó esas referencias a la "frustración tanto del PNV como de Anasagasti porque las cosas no les van bien", y aseguró que el PSE-EE no se dejará  amenazar por nadie. "Quien mejor representa el insulto, la descalificación o la amenaza es ese personaje tan oscuro, tan poco inteligente y perspicaz como Anasagasti", replicó. El secretario general del PSE-EE aseguró que los representantes políticos "dedicamos demasiado esfuerzo a nuestras propias miserias y frustraciones, que deberíamos tratar casi todas ellas con los siquiatras", e insistió en que el interés de la ciudadanía se centra en problemas como el paro, el medioambiente o la vivienda. Redondo Terreros realizó estas declaraciones en la localidad vizcaína de Gallarta, donde participó en unas jornadas organizadas por las agrupaciones socialistas de la comarca sobre empleo, desarrollo y medio ambiente. Buzoneo El PSE ha comenzado a buzonear unos folletos con los ejes de su programa electoral para las próximas elecciones del 25-O. En la propaganda remitida, donde se evita pedir el voto, los socialistas ofrecen 16 ideas centrales sobre temas como el empleo, la pacificación, el estado del bienestar, los jóvenes y la pluralidad cultural. Junto a la primera fotografía de Nicolás Redondo como cartel electoral, el PSE apuesta por hacer una defensa de "la Constitución y el Estatuto como punto de encuentro de todos los vascos para avanzar en el progreso y la modernidad de Euskadi". En materia de pacificación proponen sellar un pacto firme entre los demócratas frente a los violentos y defender las libertades de los ciudadanos "frente a la intolerancia y el fascismo del mundo radical. En materia de empleo apuestan por el reparto del trabajo dentro de una jornada laboral de 35 horas semanales. Con la difusión de los primeros folletos, el PSE pone en marcha una maquinaria electoral que deberán redondear durante la campaña las dos personas que empujarán el carro socialista: Nicolás Redondo y Rosa Díez. El tándem socialista trabajará unido para convertirse en el referente, según citan en su propaganda, "de sectores progresistas, de los sindicatos de clase, intelectuales, pacifistas, ONGs y cuantos movimientos sociales quieran construir una sociedad justa, moderna y solidaria". Para los socialistas, ETB "está al servicio de una ideología y no de la sociedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 1998