Senadores de Forza Italia abandonan la Cámara a raíz del juicio a Berlusconi

Los senadores de Forza Italia (FI) abandonaron ayer en pleno la sesión que estaba celebrando la Cámara alta en señal de protesta por la última petición de condena para el presidente del partido y líder de la oposición, Silvio Berlusconi, acusado de corrupción.La fiscalía de Milán solicitó el martes una pena de cinco años y seis meses de reclusión, así como una multa de 1.000 millones de pesetas para Berlusconi por presunta corrupción y falsedad en la contabilidad de sus empresas. El juez acusa al presidente del grupo Fininvest de haber «maquillado» las cuentas de las empresas de su propiedad para financiar ilegalmente al Partido Socialista Italiano (PSI) de Bettino Craxi. «Es un acto subersivo», declaró el jefe del grupo de FI en el Senado, Enrico La Loggia, minutos antes de abandonar la Cámara.

La decisión de los senadores de Forza Italia provocó la inmediata reacción de sus colegas. Tras el anuncio de retirada se escuchó repetidas veces, proveniente de los escaños gubernamentales de centro-izquierda, la frase «a la cárcel, a la cárcel».

Tras abandonar la sesión, los senadores se reunieron con los diputados del partido en la sede del Parlamento, con el fin de «evaluar y decidir las iniciativas a tomar» en el asunto, afirmó La Loggia. Entre ellos se encontraba Silvio Berlusconi, que repitió sus críticas a la fiscalía.

«Es una clara utilización de la justicia con fines políticos, pero todos lo han comprendido: se ha provocado una profunda herida en al democracia», aseguró Berlusconi.

Además de Berlusconi, entre los implicados en el caso de corrupción se encuentra el ex jefe del Ejecutivo Bettino Craxi, líder del PSI, para quien se ha solicitado una pena de cinco años.

En 1991, Craxi, hoy huido en Hammamet (Túnez), y otros dirigentes políticos recibían enormes cantidades de dinero de las principales empresas del país a través de cuentas bancarias abiertas en el exterior. Los pagos se hacían mediante un complejo sistema de sociedades ficticias que ha sido desentrañado por la fiscalía de Milán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de junio de 1998.

Lo más visto en...

Top 50