Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL JUICIO DEL 'CASO MAREY'

Comité de seguimiento

La cuarta parte de la jornada de la vista oral por el secuestro de Segundo Marey se centró ayer en las declaraciones ante el Tribunal Supremo de Ricardo Garcia Damborenea, ex secretario de los socialistas vizcaínos y de Francisco Álvarez, antiguo máximo responsable de la lucha antiterrorista. Damborenea aseguró que el ex jefe del Ejecutivo de Felipe González respaldo que se actuase contraETA en Francia, y Álvarez acusó al ministro del Interior José Barrionuevo de ordenar el secuestro del industrial. Segundo Marey acudió ayer a la clinica de los juzgados de instrucción de la plaza de Castilla para someterse a un reconocimiento físico y psiquico ordenado por el tribunal.

Cuando en 1994 estalló el escándalo de los GAL, Damborenea mantuvo reuniones con dirigentes socialistas, entre ellos Txiki Benegas. "En el aire ya estaban esta historia y otras más. El tema era muy comprometido para mucha gente, así que decidieron señalar a un responsable determinado con intención de delimitar responsabilidades en los niveles inferiores. Ese responsable era yo.""Benegas me dijo que estaba tan sorprendido como yo", siguió Damborenea, "pero que no podía hacer nada porque el ministro de Justicia e Interior Juan Alberto Belloch era un descontrolado que servía a sus propios intereses y Felipe González no se ponía al teléfono". Según Damborenea, en el PSOE se creó un "comité de seguimiento" en el que "le sonaba" que estaban González, Serra, Benegas, Belloch y Alfredo Pérez Rubalcaba, entre otros.

Damborenea recordó que durante años se había prometido el indulto a Amedo y Domínguez: Belloch, dijo, llegó con "la varita mágica" y forzó la confesión de Amedo y Domínguez, como "explosión controlada" para que el caso "se quedase en las bajuras y no llegase a las alturas". "En ese momento", agregó, "los que empezábamos a aparecer teníamos como adversarios a la Justicia, al PSOE y al Gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de junio de 1998