Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El automóvil gana de nuevo la carrera de la actualidad publicitaria

San Sebastián

El gran ganador del 13º Festival Publicitario de San Sebastián ha sido, de nuevo, un anuncio de automóvil: la campaña para el Audi 4 TDIV6. En ella, los hocicos de un camello y un felino se besan para simbolizar "el bajo consumo y la potencia, unidos para siempre". La novedad de este año, el premio al anunciante, ha recaído en la ONCE, por su apuesta de creatividad, calidad y riesgo en sus mensajes.

La campaña publicitaria para el Audi 4 TDIV6, realizada por Tándem DDB Needham CG, ha merecido un triple galardón: el Gran Premio del Jurado, además del primer premio en las categorías de televisión y de gráfica. Audi también triunfó el pasado año, pero esta vez el grupo de abueletes en un café ha sido sustituido por un camello y un guepardo iniciando una fructífera relación de resistencia y potencia. La novedad de este año, el premio al anunciante, ha recaído en la Organización Nacional de Ciegos (ONCE).Como en otras temporadas lo fueron los niños y los ancianos, los animales han sido este año un elemento publicitario con alta eficacia comunicadora. Los hocicos de un camello y un felino rozándose en amoroso beso, simbolizando "el bajo consumo y la potencia unidos para siempre", han llegado al corazón de los profesionales de la publicidad encargados de juzgar lo más relevante de la producción española actual.

La demostración de medios técnicos, los apabullantes efectos especiales, no han dominado ahora el panorama. "No ha sido el festival de los alardes o las películas grandilocuentes. Este año se nota que están más centradas las ideas. Está apareciendo algo más que la pura estética y hay una profundidad conceptual", dice Agustín Medina, presidente del jurado de este 13º Festival Publicitario de San Sebastián, satisfecho del alto nivel de calidad demostrado en la temporada 1997-1998. "Tenemos una gran cosecha. Piezas premiadas aquí van a ser reconocidas en el Festival Publicitario de Cannes", augura Medina, quien destaca asimismo el gran auge de la publicidad gráfica, que ha inundado positivamente con más trabajos que en otras ediciones este certamen donostiarra.

En la radio, lo más destacable es el humor, sobre todo, "la ironía surrealista estilo Gomaespuma, explica Medina. Con respecto al anuncio vencedor, el presidente del jurado destacó la gran unanimidad de la elección y el hecho de que por primera vez se haya coincidido en premiar gráfica y televisión en un mismo anunciante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1998

Más información

  • La ONCE recibe el premio al anunciante en San Sebastián