El peligro de los arquitectos

"La prepotencia de algunos arquitectos de creer que lo pueden hacer todo y que todo es igual hace mucho daño al patrimonio. Para restaurar catedrales son más peligrosos los arquitectos que no han evolucionado que los políticos que no tienen sensibilidad y escatiman los fondos para una rehabilitación integral". La queja de los hermanos González Moreno-Navarro es refrendada por los especialistas reunidos en el congreso clausurado en Vitoria. Las catedrales han soportado 800 años, pero ¿están en condiciones de aguantar otros 800? La contaminación es uno de los factores que pone en peligro su supervivencia, porque puede degradar en menos de 100 años piedras que han aguantado ocho siglos. Los técnicos garantizan la vida de las catedrales si se emplea la medicina natural. "Se trata de mantener el equilibrio que ha existido durante 800 años", apuntan estos arquitectos de Barcelona.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de mayo de 1998.