Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NACIMIENTO DEL EURO

«No existe el milagro español; simplemente, la herencia recibida era francamente buena»

«No existe el milagro español. Simplemente existen algunos hechos que explican la actual situación. Primero y fundamental, que la herencia recibida era francamente buena. Ni la situación era tan mala como lo que el Gobierno (del PP) pretendía ni la actual es tan buena como se nos presenta». Pedro Solbes, ministro de Economía en el último Gobierno del PSOE que cubrió la etapa de transición al euro hasta la llegada del PP al poder, se muestra así de contundente.Subraya que la entrada en el euro es consecuencia de una labor de años y que nadie puede atribuirse los méritos. «No se puede entender lo sucedido en la economía de nuestro país si no nos remontamos a las profundas transformaciones que ha sufrido en los 20 últimos años», manifiesta.

«No hay que olvidar que el cumplimiento de los criterios es un proceso y sólo se alcanza el objetivo al final», continúa. «Baste recordar que en 1995 sólo un país, Luxemburgo, cumplía todos los criterios de convergencia y hoy todos los cumplen, menos Grecia».

Solbes toma como referencia el impulso «que se da al proceso» en la Cumbre de Madrid en 1994, bajo la presidencia española de la UE. «Las decisiones de esta semana todavía son consecuencia del calendario pactado en aquella cumbre», dice y recuerda que el informe del Instituto Monetario Europeo (IME) señala que cumplimiento del criterio de finanzas públicas se inicia en España en 1994.

Y pregunta: «¿Alguien duda de que la prohibición de recurrir a la financiación del déficit por parte del Banco de España, la independencia de esta entidad o las medidas de liberalización en servicios, todas ellas adoptadas durante el Gobierno socialista, no han sido fundamentales para alcanzar los actuales tipos de interés y precios? ¿Alguien cree que los buenos resultados que se empiezan a ver en el segundo semestre de 1996 y principios de 1997 son ya consecuencia de la política de un Gobierno que toma posesión en mayo y que no adopta sus primeras decisiones hasta bien entrado el verano?»

El ex ministro contraataca a su sucesor, Rodrigo Rato, quien recientemente dijo que «con el PSOE no se habría entrado» en el euro. «Cuando el PP estaba en la oposición hay algunas referencias de interés sobre las dudas sobre el proceso al euro. Recién nombrado el Gobierno, aún cabe recordar la propuesta del ministro de Exteriores de parar el reloj para la introducción de la moneda única, que creó no pocos problemas a la peseta y forzó una rápida rectificación del Gobierno. Nunca hubo un desliz de esa importancia por parte de ningún Gobierno socialista».

El Gobierno del PP, a su juicio, no ha hecho más que otros países europeos, «incluso, si se comparan las cifras de mejora en cuanto al cumplimiento de los criterios, nunca somos los que mejor lo hacemos, siempre hay alguien que nos supera».

Continúa su ataque: «El Gobierno ha recurrido a la contabilidad creativa, imputó al pasado, de forma muy discutible, gastos de 1996 y 1997 por valor de 700.000 millones e incumple el Pacto de Toledo, al no hacerse cargo el Estado de los mínimos de la Seguridad Social».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de mayo de 1998

Más información

  • PEDRO SOLBES: ÚLTIMO MINISTRO DE ECONOMÍA DEL PSOE