El Foro del Mediterráneo respalda la cumbre de Londres para desbloquear la paz en Israel

El ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Amr Moussa, afirmó ayer que si la reunión de Londres fracasa el proceso de paz en Oriente Próximo puede darse por muerto. «El momento de la verdad está muy cerca» señaló en la conferencia de prensa que puso fin ayer al V Foro del Mediterráneo que reunió en Palma de Mallorca a los ministros de Asuntos Exteriores de once países de las dos orillas del Mediterráneo. El documento final adoptado por consenso pide a Israel una retirada «creíble» de Cisjordania que permita «la creación de una entidad palestina viable».

Los Once (España, Italia, Francia, Grecia, Portugal, Malta, Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto y Turquía) reafirman el respaldo al acuerdo de paz en Oriente Próximo, bajo el principio de paz por territorios, y refuerzan la cooperación en la lucha contra el terrorismo integrista. La situación en Oriente Próximo, que está bloqueando el diálogo euro-mediterráneo, estuvo presente en la conferencia de prensa final en la que el ministro egipcio se declaró «pesimista» sobre el resultado de las reuniones que van a mantener por separado el 4 de mayo en Londres el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Palestina, Yasir Arafat, con la secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albright, reuniones auspiciadas por del primer ministro británico, Tony Blair. Moussa recalcó «no sentirse impresionado» por la iniciativa, ya que son muchas las reuniones fracasadas, dijo. Para el ministro egipcio no se trata de negociar nada en Londres, sino de aceptar la propuesta norteamericana para desbloquear el proceso de paz.

El ministro español de Exteriores, Abel Matutes, que presidió los trabajos del Foro, compartió el análisis del ministro egipcio. Los Once respaldaron la iniciativa de Blair.

A propósito de la cumbre de Londres, Blair, que ayer finalizaba su visita de dos días en Israel y Gaza para intentar impulsar el proceso de paz, declaró al salir de su última entrevista con Netanyahu: «No tenemos muchas esperanzas, pero si lo conseguimos nos sorprenderemos a nosotros mismos», informa Ferran Sales. La falta de confianza y entusiasmo manifestada por Blair con respecto a esta singular cita de Londres, Albright, es compartida por Benjamín Netanyahu, quien afirmó que «no hay que dar demasiadas esperanzas, ni crear demasiadas expectativas». Pero aún así dijo que desea intentarlo: «Queremos ser capaces de sorprendernos a nosotros mismos».

Netanyahu es consciente que las dificultades para avanzar en el proceso de paz pueden complicarse en los próximos días si prosperan las negociaciones que ha iniciado con el partido extremista Modelet -que propugna la expulsión de las tierras biblicas de todos los árabes, incluidos los de nacionalidad israelí- para que entre en su Gobierno.

El Foro registró un significativo avance, bajo presidencia española, en el campo de la seguridad -un terreno en el que tiende a especializarse- con la aprobación, en sus conclusiones, de una agenda de ocho puntos para combatir el terrorismo, entre ellos la organización de un seminario de expertos sobre financiación de este tipo de actividades. Lo que preocupa en las dos orillas es la violencia integrista que desgarra Argelia y amenaza a Egipto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50