La juez del 'caso Otano' admite a HB como acusación popular

La juez que instruye el sumario por el caso de la cuenta bancaria que poseían en Suiza el ex presidente navarro Javier Otano y su esposa, María Teresa Arcos, ha decidido no archivar la causa, tras dictar, el pasado 6 de abril, un auto en el que admitió la personación de Herri Batasuna en la investigación, lo que podría dar lugar a la práctica de nuevos testimonios y pruebas periciales. HB presentó una querella criminal contra Otano el 2 de febrero y pagó la fianza impuesta por la juez, 100.000 pesetas, con el fin de poder ejercer la acusación popular en el caso, después de que Otano y su mujer, a través de su abogado, se personaran ante el juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona el día 14 de enero y posteriormente, el 19, solicitaran oficialmente el sobreseimiento y archivo de la causa, tras analizar la documentación de un sumario que permaneció secreto entre junio de 1996 y septiembre de 1997.

La solicitud de Otano, que no ha sido atendida por la titular del juzgado, se producía tras constatar la policía judicial, después de una investigación de más de un año, que el matrimonio no poseía fondos económicos o propiedades que no estuvieran plenamente justificadas con los ingresos ordinarios de la pareja.

Ningún aprovechamiento

Javier Otano fue el presidente del primer gobierno de coalición formado en Navarra y que agrupó al Partido Socialista, Convergencia de Demócratas de Navarra y Eusko Alkartasuna. Sucedió en la secretaría general del PSN-PSOE a Gabriel Urralburu. El día 18 de junio de 1996, el mismo en el que se conoció que había sido titular de una cuenta bancaria en Suiza, presentó su dimisión, que provocó la caída del Ejecutivo navarro, y realizó las hasta ahora, únicas declaraciones respecto al caso, en las que dijo que había prestado su nombre por petición de Urralburu para una cuenta que era del partido y de la que ni él ni su familia se habían aprovechado nunca. El levantamiento del secreto del sumario ha permitido conocer extremos de las declaraciones de Otano y su esposa ante la juez, así como de las realizadas ante el mismo juzgado por el ex consejero navarro de Obras Públicas Antonio Aragón, al que actualmente juzga la Audiencia Provincial de Navarra por un presunto delito continuado de cohecho. En ellas, Otano y Aragón reconocieron haber dado poderes a Jorge Esparza, testaferro de Luis Roldán, para que, en calidad de "mandatario verbal" abriera, en enero de 1992 y en su nombre, la cuenta número 701427DK en el banco CBITDB, en la ciudad suiza de Ginebra.

El también procesado Gabriel Urralburu acudió a una reunión en agosto de 1994 celebrada en un hotel de Biarritz en la que también estuvieron presentes la esposa de Otano, Antonio Aragón y los abogados suizos de la sociedad financiera Aubert Cie S.A de Ginebra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50