Muere a los 56 años Linda McCartney

La fotógrafa neoyorquina Linda McCartney, famosa vegetariana y más conocida aún por estar casada con el ex beatle Paul McCartney desde 1969, falleció, en la tarde del pasado viernes a los 56 años en la localidad de Santa Bárbara (California, EE UU), a causa de una repentina recaída en su batalla contra el cáncer. La noticia no se conoció hasta ayer, domingo, cuando los representantes del ex bajista de los Beatles emitieron un comunicado diciendo que "el final llegó rápido y [Linda] no sufrió".

El matrimonio McCartney anunció en 1995 que ella padecía cáncer de mama, pero en las últimas semanas se había extendido al hígado. Linda McCartney llevó una vida completamente normal hasta las horas anteriores a su fallecimiento. "Los próximos días van a ser muy difíciles para Paul", dijo su portavoz, Geoff Baker. "Puede que la gente no sepa que, exceptuando sólo una ocasión, Paul y Linda nunca pasaron una sola noche separados en los treinta años que se han amado mutuamente". Paul McCartney ha pedido unos días de privacidad y ha dicho que luego dará a conocer su propio comunicado esta semana sobre la muerte de su esposa.

Pero sus representantes adelantaron ayer en tono desmitificador que el músico ha pedido que lo mejor que podía hacer la gente en memoria de Linda es "hacerse vegetariano". "Go veggie", era el eslogan que ella usaba en su larga campaña a favor de este tipo de dieta, y que incluía una marca de alimentación que llevaba su nombre, varios libros de cocina, un activismo exacerbado y proyectos para enviar comida vegetariana a países en crisis o con necesidad de alimentos.

Linda Eastman había sido una fotógrafa con gran fama y actividad social en el Nueva York de los años sesenta antes de conocer al bajista de los Beatles. Ambos se conocieron y se casaron en 1969. Tras la separación del mítico grupo, ella pasó a ser teclista y corista de The Wings, la banda que Paul reunió y que llegó a tener varios éxitos en los setenta, como Mull of Kyntire o Don't say goodnight tonight.

Según su representante, Linda y Paul McCartney habían estado paseando a caballo en las 48 horas previas al fallecimiento, que se produjo en Santa Barbara, adonde también se habían desplazado los tres hijos del matrimonio, Mary, Stella y James. Linda tenía otra hija de una relación anterior. El tratamiento que estaba siguiendo parecía haber funcionado hasta hace algunas semanas, cuando, según se ha sabido ahora, el cáncer se le extendió súbitamente al hígado

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de abril de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50