Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aviones silenciosos

AENA cree que los aviones del futuro harán menos ruido. Pero hasta que esto llegue, ha tomado medidas. El ente que gestiona los aeropuertos españoles ha prohibido que los aparatos más ruidosos y antiguos, los englobados en el llamado capítulo 2 (DC-9 y Boeing 727, principalmente), realicen vuelos nocturnos. Desde julio del año pasado, estas aeronaves tienen prohibida su llegada a Barajas entre las once de la noche y las seis de la mañana. En ese horario sólo pueden operar los aviones del capítulo 3: los 737, Airbus, DC-10, que producen un impacto sonoro mucho menor. Los técnicos de AENA calculan que un avión incluido en el capítulo 2 afecta con su ruido a unos 100 kilómetros cuadrados de terreno. En cambio, el ruido que produce una aeronave del capítulo 3 sólo es perceptible en 25 kilómetros cuadrados.

Además, una directiva europea ha prohibido que a partir del año 2000 los aviones del capítulo 2 sobrevuelen los países de la UE.

AENA también rechaza la utilización de la reversa en el aterrizaje de los vuelos nocturnos, a causa del ruido que produce esta operación. La reversa consiste en frenar la aeronave mediante el giro de sus motores 180 grados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de abril de 1998