Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jueces para la Democracia ve a la Inquisición en el caso de Albacete

El secretariado de Jueces para la Democracia (JpD) ha analizado la actuación del juez Manuel Mateos en la investigación de un supuesto aborto en Albacete, y la considera "digna de figurar, en salto atrás, en los archivos de la Inquisición". La asociación judicial, progresista y minoritaria, expresa desde los "valores laicos" de la Constitución su preocupación por que "al amparo de un entendimiento corporativista del Principio de independencia judicial, se pretenda justificar o comprender una actuación" como la del juez Mateos.El comunicado emitido por la dirección de JpD recuerda que el mencionado juez instructor "procedió a la requisa masiva de todos los historiales clínicos" del centro sanitario Iris, autorizado para practicar interrupciones del embarazo, en una injerencia "inadmisible" de un poder judicial para el que "todo vale". JpD defiende que los derechos fundamentales de las personas "vinculan a todos los poderes públicos y, entre ellos, y de modo primordial, a los miembros del poder judicial, precisamente como garantes de los derechos y libertades".

La asociación judicial cree que mantener lo contrario equivale a "vaciar de contenido a la norma suprema del ordenamiento jurídico español y a reivindicar como normales las prácticas predemocráticas dimanantes de los nefandos tribunales de la Inquisición". Más grave aún considera la pretensión de sostener, "bajo el principio de independencia, prácticas contrarias a una mínima concepción garantista de las reglas procesales de investigación, pues tampoco el fin puede justificar los medios, y menos al amparo de una lectura preconstitucional de reglas procesales".

El secretario de Jueces para la Democracia "quiere transmitir a la ciudadanía la honda preocupación que actuaciones judiciales como la desplegada en la clínica de albacete suscitan a quienes entienden la Constitución y sus principios y valores universales como un todo sustancial incapaz de amparar intromisiones masivas en la intimidad de más de mil mujeres".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de abril de 1998